Rastreador AdID de Google podría reemplazar a las cookies

Google podría abandonar las cookies como rastreador de anuncios online

Google, la compañía de Internet más grande del mundo, está considerando cambiar la manera en que se rastrea la actividad de navegación de los usuarios, algo que bien podría afectar la industria de publicidad digital valorada en más de 120.000 millones de dólares.

Se rumorea que Google está desarrollando un identificador anónimo para publicidad, o AdID, que remplazaría a las cookies de terceros como la forma en que los anunciantes rastrean la actividad en Internet de los usuarios para fines comerciales.

Las cookies -pequeñas líneas de información enviadas por un sitio web y almacenadas en el navegador del usuario- son colocadas en los ordenadores de las personas por las empresas que ejecutan las webs visitadas, mientras que las cookies de terceros pertenecen a otras entidades, como agencias publicitarias, que recopilan información sobre el historial de navegación. 

Durante años, la cookie ha sido el método por excelencia de la industria publicitaria para construir una imagen de los intereses de las personas y poder personalizar los anuncios mostrados en línea. 

Sin embargo, en los últimos años, las cookies han sido fuente de controversia porque la tecnología de rastreo se ha vuelto tan sofisticada que ha suscitado debates sobre privacidad.

La propuesta de Google dará a los usuarios la capacidad de limitar el rastreo publicitario mediante las configuraciones del navegador, ofreciendo a una mayor privacidad y control sobre cómo navegar la web bajo condición de anonimato.

La decisión de Google será seguida muy de cerca por la industria porque la empresa no sólo es el líder en cuanto a publicidad en línea, sino que su navegador Chrome es actualmente el más popular del mundo, por delante del Internet Explorer de Microsoft, Firefox de Mozilla y Safari de Apple.

Aunque Google aún no ha hecho públicos sus planes, fuentes internas aseguran que la compañía tiene previsto contactar a los participantes en la industria, organismos gubernamentales y organizaciones de consumidores en los próximos meses para conseguir su apoyo para el AdID.