El tweet de los 7400 millones de dólares

El Tweet de los 7400 millones de dólares.

Esta noticia tienes dos caras. Sorprendentemente, los inversores sólo han visto una de ellas. Se han retratado a sí mismos. Lo cual no es nada nuevo.

Pero no divaguemos. Centrémonos. La noticia es ésta: ayer estaba previsto que se publicaran oficialmente los resultados económicos de Twitter durante el primer trimestre de 2015. Pero alguien se adelantó unos minutos, ofreciendo unos resultados parciales. Resultados que hicieron perder a Twitter 7.400 millones de dólares en Bolsa. Conviértelo a euros, divídelo por tu sueldo anual, y te harás una idea de la cantidad que representa. Sí, necesitas muchos miles de años para ganar esa cantidad... Docenas de miles, probablemente.

Este es el Tweet de los 7400 millones de dólares:

Selerity, una empresa de análisis financiero, anunciaba que Twitter no alcanzaría las expectativas de ingresos para el primer cuarto del año, adelantándose a la publicación oficial de los datos por la propia Twitter.

Este sencillo tuit, menos de 144 caracteres que tampoco mostraban ningún dato desastroso (Twitter había ingresado 436 millones de dólares frente a los 456 millones esperados), hizo caer las acciones de la compañía un 18%. Una pérdida de 7400 millones de dólares.

Enseguida comenzaron a correr como la pólvora las especulaciones en redes sociales. ¿Era un filtración interesada? ¿Un hackeo a Twitter? Nada de eso, se trataba de algo mucho más prosaico. Una descoordinación entre la publicación de la información oficial y la propia web de Inversores de Twitter, que es donde Selerity había encontrado la información, desató todo el lío:

La clave del asunto es que se trata de un dato oficial, pero incompleto: los  ingresos de Twitter no han sido los esperados, cierto, pero han estado muy cerca. Y son un 74% más altos que el mismo periodo del año pasado. Además el número de usuarios ha crecido, superando los 302 millones de usuarios activos (un crecimiento del 18% año a año). También han subido las ganancias por acción, de los 0.04 dólares esperados, a los 0.07.

Con estos datos, vistos en conjunto, los resultados de Twitter son apáticos, pero estables y con perspectiva de futuro. En ningún caso habrían hecho caer las acciones un 18%. Sin embargo, al publicarse el tuit con sólo el primer dato, los inversores han entrado en pánico y Twitter ha perdido 7400 millones de dólares.

Esta cadena de acontecimientos nos demuestra dos cosas. Primero, la volatilidad de los mercados: una simple cifra, que tampoco es ningún desastre, puede hacer caer las acciones hasta el punto de que la Bolsa de Nueva York tuvo que suspender la cotización de la compañía. Nada nuevo. Por otro lado, como cualquier economista sabe, vemos cómo las cifras se pueden "dulcificar" en función de tus intereses. Coges un dato que hace caer los mercados, lo acompañas de otras cifras más positivas, y cambia toda la perspectiva económica. Nada nuevo, tampoco.

Como decía al principio de la noticia, ésta tiene dos caras. Y la más importante es la que los inversores no han visto: un simple tuit ha hecho perder a una empresa 7400 millones de dólares en cuestión de minutos. Es la mejor demostración de fuerza de Twitter. ¿Qué mejor prueba para dejar clara la importancia de esta red social en nuestro mundo actual? Por ahora Twitter no da dinero, cierto, pero mueve el mundo. O al menos, el dinero de las empresas. Quien maneje Twitter, o Facebook, o Google, maneja el mundo. ¿Qué más necesitan los inversores para volver a subir la cotización de Twitter?

Los 5 clientes de Twitter para Linux