En 50 años habrá una extinción masiva de primates si no lo remediamos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
estincion primates monos chimpaces

De acuerdo con un estudio que ha sido publicado hoy en la revista Science Advances, los humanos seremos los causantes de que se produzca la extinción de más del 60% de los primates en los próximos 50 años.

Los primates no humanos, nuestros parientes biológicos más cercanos, tienen un papel muy importante tanto para la biodiversidad y la salud del ecosistema del planeta como para nuestra especie, ya que nos ofrecen una visión única de la evolución humana, la biología, el comportamiento y la amenaza de enfermedades emergentes.

Aunque tenemos muchas semejanzas con ellos, no son tan afortunados como nosotros. De acuerdo con los datos que manejan los científicos, el 60% de las 504 especies de primates está en peligro de extinción, y en el 75% de los casos se ha detectado una disminución alarmante de las poblaciones.

Y, como no podía ser de otra manera, el problema que puede provocar una extinción masiva de los primates es el ser humano. El estudio, que ha sido realizado por un grupo internacional de 31 primatólogos, analiza la información relacionada con los monos, los simios y los lémures de la Lista Roja de especies en peligro de extinción y de las bases de datos de Naciones Unidas, lo que ha ofrecido a los investigadores una visión de la situación de los primates en todo el mundo.

Los resultados revelan que esta situación extrema es el resultado de la escalada de las presiones de las personas sobre los primates y sus hábitats. Aunque el comercio ilegal de mascotas y la caza son una parte del problema, los factores que están provocando el descenso de las poblaciones de primates son también otras actividades como la agricultura y ganadería industriales, la explotación forestal o la extracción de petróleo y gas, entre otros ejemplos.

El cambio climático condena al oso polar a la extinción

Por este motivo, es necesario que se lleve a cabo una revisión de estas actividades, especialmente en las regiones en las que se concentran la mayor parte de las especies amenazadas (Madagascar, República Democrática del Congo, Brasil e Indonesia) para poner remedio a esta situación cuanto antes. De lo contrario, en 50 años presenciaremos una extinción masiva de los primates.