Skip to main content

Alarma por las temperaturas en el Ártico, por encima de 0ºC

calor en el polo norte

27/02/2018 - 21:16

Mientras en Europa hacemos frente a una ola de frío que ha traído la nieve a muchos países, en el Ártico las altas temperaturas alarman a los científicos. En el polo norte y las áreas circundantes los termómetros están registrando temperaturas superiores a los 0ºC, unos datos absolutamente anómalos teniendo en cuenta que estamos en el mes de febrero. 

El pasado 23 de febrero, en la estación meteorológica terrestre de la población de Cape Morris Jesup, la que se encuentra más al norte de Groenlandia, el mercurio marcaba 6ºC, una temperatura atípica en el invierno polar y que supera a la que tenemos en muchas ciudades españolas ahora mismo. La media de febrero es de -20ºC y, aunque la tendencia de los últimos años ha sido la del aumento de temperaturas debido al calentamiento global, estos valores térmicos son verdaderamente preocupantes porque pueden tener graves consecuencias.

Así quedará el mapa de Europa cuando se derrita el hielo polar

El polo norte no recibe luz solar hasta el mes de marzo, pero una afluencia de aire caliente ha elevado las temperaturas por encima de los promedios históricos de esta época. En Groenlandia ya han pasado 61 horas por encima del punto de congelación en 2018, tres veces más que en cualquier año hasta el momento. Otros años ha habido picos de altas temperaturas, por ejemplo en 2011 y 2017, pero en aquel entonces los máximos duraron muy pocas horas, no como ahora.

"Los picos de temperatura son parte de los patrones climáticos normales, lo que ha sido inusual en este evento es que ha persistido durante tanto tiempo y que ha sido tan elevado", explica Ruth Mottram del Instituto Meteorológico Danés. "Volviendo a finales de la década de 1950, al menos, nunca hemos visto temperaturas tan altas en el alto Ártico".

De momento, los científicos todavía se encuentran analizando a qué se debe este repunte. La fluctuación de las temperaturas en el polo norte se debe a menudo a la fuerza o debilidad del vórtice polar, el ciclón persistente a gran escala situado cerca de las zonas polares terrestres que ayuda a desviar las masas de aire más cálidas y mantiene fría la región. Cuando este campo de fuerza natural varía se registran picos de calor, pero el problema es que las subidas de temperatura son cada vez más frecuentes y durante más tiempo.

Calor, sequía e inundaciones, el futuro climático de Europa

Aunque es demasiado pronto para saber si las proyecciones generales del calentamiento del Ártico deben cambiarse, las recientes temperaturas se suman a la incertidumbre y aumentan la posibilidad de efectos colaterales que aceleren el cambio climático.

"Cada día estamos hablando de alguna nueva anomalía térmica, de algún deshielo repentino y de temperaturas récord, pero los datos registrados esta semana reflejan una dinámica atmosferíca que NO estamos tan acostumbrados a ver y que parece ser de las que no tienen marcha atrás", afirma el meteorólogo Mario Picazo en Eltiempo.es. "Aunque para muchos esta situación no habitual pueda parecer un caso aislado, lo más probable es que se trate de un buen ejemplo del tipo de situación meteorológica que experimentaremos con más frecuencia en un futuro no tan lejano".

[Fuente: The Guardian]

Ver ahora: