Skip to main content

Un analgésico común puede ralentizar el crecimiento del cáncer

analgesico ralentiza el cancer

26/05/2016 - 15:11

Científicos estadounidenses han descubierto que un analgésico muy común tiene la capacidad de ralentizar la tasa de crecimiento de algunos tipos de cáncer.

Un equipo de científicos del Scripps Research Institute de Florida (Estados Unidos) ha descubierto que un analgésico muy común tiene la capacidad de ralentizar la tasa de crecimiento de algunos tipos de cáncer, y consideran que el medicamento podría tener un efecto similar en tumores de otros tipos.

El fármaco se llama celecoxib y lo comercializa la empresa farmacéutica Pfizer con el nombre comercial Celebrex. Se trata de un medicamento del tipo sulfa antiinflamatorio no esteroideo que se prescribe para aliviar el dolor en pacientes con osteoartritis y dismenorrea. 

El Celebrex es un inhibidor selectivo de una enzima llamada ciclooxigenasa-2 (COX-2), que está vinculada con el dolor y la inflamación. Esta enzima también es fundamental para la producción de prostaglandinas, que son un conjunto de sustancias que actúan como hormonas y favorecen el crecimiento de los tumores. Los niveles de COX-2 son habitualmente bajos en el tejido normal, pero los registros son altos en diversos tipos de cáncer.

En su estudio, los investigadores pudieron comprobar que los pacientes con cáncer tienen activos los genes que promueven la supervivencia de las células tumorales, "y lo hacen mediante la activación de las enzimas implicadas en la inflamación, incluyendo la COX-2, que inhiben los fármacos antiinflamatorios como Celebrex", explica José Kissil, director del equipo. 

Este tratamiento puede curar el 98% de los casos de cáncer de próstata

Los científicos llevaron a cabo pruebas de la eficacia del celecoxib en animales con un tipo de tumor conocido como neurofibromatosis tipo II (NF2). En los sujetos que tomaron una dosis diaria del medicamento se observó que la tasa de crecimiento del cáncer era significativamente más lenta que en los que no lo estaban consumiendo.

Ahora el equipo tiene que probar si los efectos del fármaco son los mismos en los seres humanos y si resulta eficaz para otros tipos de tumores, tal como sospechan.