Skip to main content

El calentamiento del océano alcanzó un récord histórico en 2019

Temperatura alta océano

14/01/2020 - 06:45

El calentamiento global provocado por el cambio climático está afectando sustancialmente a la temperatura de las aguas marinas. Así lo revela un estudio que ha llevado a cabo un equipo internacional compuesto por 14 científicos de 11 institutos de todo el mundo, que pone de manifiesto que en 2019 los océanos fueron más cálidos que en ningún otro momento de la historia.

En el trabajo, publicado en Advances in Atmospheric Sciences, los investigadores destacan que el incremento de las temperaturas oceánicas afecta especialmente al área que se encuentra entre la superficie y una profundidad de unos 2.000 metros. Además, el problema no es solo que la temperatura global de las aguas marinas esté aumentando, sino que este ascenso se ha acelerado en los últimos años.

De acuerdo con el estudio, la temperatura oceánica en 2019 superó en 0,075 grados Celsius el promedio de 1981 a 2010, y para alcanzarla las aguas han recibido unos 228.000.000.000.000.000.000.000 julios de calor.

Pero, ¿cómo entender el alcance de esta cifra? Para que nos podamos hacer una idea de la cantidad de calor, Lijing Cheng, autor principal del artículo, hace una analogía. "Son muchos ceros", explica Cheng. "La bomba atómica de Hiroshima explotó con una energía de aproximadamente 63.000.000.000.000 julios. La cantidad de calor que hemos puesto en los océanos del mundo en los últimos 25 años equivale a 3.600 millones de explosiones de bombas atómicas de Hiroshima".

El aumento de la temperatura de los océanos es consecuencia del calentamiento global, y en los últimos años se ha experimentado un incremento considerable. En las últimas seis décadas, el calentamiento fue un 450% mayor al del período anterior, lo que refleja de manera clara el cambio climático global. "Es fundamental comprender qué tal rápido están cambiado las cosas", señala John Abraham, coautor del estudio. "La clave para responder a esta pregunta está en los océanos, ahí es donde termina la gran mayoría del calor. Si quieres entender el calentamiento global, debes medir el calentamiento de los océanos".

El aumento de las temperaturas oceánicas puede tener graves consecuencias, que van desde la aceleración del deshielo polar, que a su vez favorece el aumento del nivel del mar, hasta tormentas más fuertes y daños a los ecosistemas oceánicos. 

Por todo ello, es importante tomar medidas para frenar el cambio climático. Además, tenemos que tener en cuenta que el océano tardará más en responder a los cambios que los ambientes atmosféricos y terrestres.