Skip to main content

Centrifugadora de sangre de 20 centavos para diagnosticar enfermedades

centrifugadora sangre

12/01/2017 - 14:56

Científicos de Stanford han desarrollado una centrifugadora de sangre que no necesita electricidad y que tiene un coste de lo más reducido: tan solo 20 centavos.

Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford en Estados Unidos ha desarrollado una centrifugadora de sangre que no necesita electricidad para funcionar y que tiene un coste de lo más reducido: tan solo 20 centavos de dólar.

El invento, que ha sido bautizado con el nombre de Paperfuge, está inspirado en un juguete formado por un botón con dos orificios por los que pasa un hilo que se recoge en dos bobinas situadas en los extremos. Al tirar del cordel rítmicamente, éste se enrolla y desenrolla, haciendo que el botón gire a una velocidad muy elevada. 

Utilizando los mismos principios mecánicos, los investigadores de Stanford han diseñado esta centrifugadora de sangre empleando para su fabricación papel, hilo y plástico. El dispositivo resultante puede girar a una velocidad de 125.000 rpm y ejercer fuerzas centrífugas de 30.000 Gs, todo un prodigio teniendo en cuenta que el aparato se acciona manualmente. 

Las centrifugadoras de sangre son un instrumento necesario para el diagnóstico de diversas enfermedades, como la malaria, el VIH, la enfermedad del sueño africana o la tuberculosis, que tienen especial incidencia en zonas desfavorecidas y sin recursos para hacerse con este tipo de maquinaria. Y es que el precio medio de una centrifugadora convencional oscila entre los 1.000 y 5.000 dólares, una cantidad prohibitiva para muchas comunidades. 

"Hay más de mil millones de personas en todo el mundo que no tienen infraestructuras, ni carreteras, ni electricidad", explica Manu Prakash, uno de los miembros del equipo. "Me di cuenta de que si queríamos resolver un problema crítico como el diagnóstico de la malaria, teníamos que diseñar una centrifugadora de tracción humana que cuesta menos que un café".

Hazte con tu propio microscopio al mejor precio en Amazon

Paperfuge es la tercera herramienta médica de bajo costo diseñada por el laboratorio de Prakash. El primero fue Foldscope, un microscopio de bolsillo de 17 euros, y el segundo fue un juego de química programable para niños con un coste de 5 euros que permite la ejecución de ensayos químicos precisos. 

El objetivo de este investigador consiste en hacer llegar estas herramientas útiles a los profesionales sanitarios destinados en países desfavorecidos con pocos recursos para instrumental médico, y gracias a sus inventos podrán efectuarse diagnósticos más rápidos para salvar vidas. 

Ver ahora: