Skip to main content

En China ya usan aire acondicionado subterráneo que refrigera barrios enteros

Shenzhen

06/09/2021 - 23:41

¿Tu aire acondicionado solo refrigera una habitación? En Shenzhen cubre 19 millones de metros cuadrados con un sistema central de refrigeración a través del subsuelo.

El cambio climático y el aumento de las temperaturas está haciendo más difícil la vida en las grandes ciudades, en donde al calor se une la contaminación.

Cada vez más gente recurre a los aparatos de aire acondicionado, pero son caros y consumen mucha electricidad.

En el distrito comercial de Qianhai, en la moderna ciudad de Shenzhen, en Hong Kong, ningún comercio compra aparatos de aire acondicionado. Allí un sistema centralizado subterraneo refrigerará todo el distrito comercial. Puedes verlo en este vídeo:

El ayuntamiento de Shenzhen está construyendo 10 centrales energéticas subterráneas en el distrito, y 3 de ellas ya están funcionando.

Cuando esté terminado proporcionará 400.000 toneladas de refrigeración a 19 millones de metros cuadrados de locales comerciales. Las viviendas están excluidas porque este sistema está pensado para funcionar 8 horas seguidas. Se ajusta al horario comercial pero no a las casas, en donde la gente refrigera las viviendas a ratos, las 24 horas.

Además Qianhai es un distrito comercial, y hay muy pocas zonas residenciales.

Este aire acondicionado subterráneo funciona de manera similar a la calefacción central que utilizamos en España, pero en lugar de cubrir un único edificio, cubre barrios enteros.

Por la noche, que es cuando hay un exceso de electricidad y está más barata, enormes refrigeradores convierten el agua en hielo. Durante la jornada laboral el hielo circula por las tuberías subterráneas que recorren todo el distrito, llegando hasta los edificios, en donde el agua fría recorre las paredes y refrigera las tiendas y oficinas.

Cuando cumple su función este líquido, ya caliente, regresa a los refrigeradores en un circuito cerrado, comenzando de nuevo el proceso.

Según las autoridades chinas este sistema supone un ahorro energético del 12,2% con respecto al aire acondicionado individual, y además se reduce el ruido, la contaminación por bacterias en los sistemas de aire acondicionado tradicionales, el riesgo de incendio de aparatos o de pérdidas de refrigerante, y otros problemas.

El único hándicap es que un sistema de aire acondicionado global que cubre un distrito entero cuesta mucho dinero, y solo está al alcance de ciudades ricas o distritos comerciales de primer nivel, como ocurre con el distrito comercial de Qianhai, en Shenzhen.

Y además