Skip to main content

Cómo dormirse rápido con la relajación muscular progresiva

Perro dormido

Getty Images

18/09/2020 - 22:15

Si te cuesta dormir por la noche y necesitas ayuda para conciliar el sueño, esta técnica te lo puede poner más fácil. Toma nota de cómo dormirse rápido con la relajación muscular progresiva.

El estilo de vida moderno hace que muchas personas sufran insomnio o que tengan algún problema para dormir. Si te cuesta conciliar el sueño, es posible que hayas probado algunos trucos para dormirse rápido, como la técnica militar que utilizan los soldados del ejército de Estados Unidos o el método 4-7-8 para dormirse en 60 segundos.

Si a pesar de haber puesto en práctica diferentes consejos todavía te cuesta coger el sueño, hoy vamos a explicarte cómo aplicar la técnica de la relajación muscular progresiva para dormirse rápido.

La relajación muscular progresiva (RMP) no es un invento nuevo, sino que se ha utilizado durante décadas y a día de hoy la siguen recomendando los terapeutas modernos.

Se trata de una técnica de relajación que desarrolló el médico estadounidense Edmund Jacobson en los años 20 como un método para ayudar a sus pacientes a controlar la ansiedad, y descubrió que también está recomendado para el tratamiento del insomnio. Se ha demostrado científicamente que resulta eficaz para conseguir relajarse, así que si tienes dificultades para dormir puedes probarla para ver si te funciona.

La técnica de la relajación muscular progresiva consiste en tensar y relajar los músculos de todo el cuerpo siguiendo un orden determinado, acompañándolo de una respiración lenta, uniforme y controlada. Al hacer esto, la mente también consigue relajarse, lo que permite al paciente dormirse a pesar de estar sometido a elevados niveles de estrés.

Si quieres practicar la relajación muscular progresiva, puedes hacerlo tumbándote en la cama en una posición que te resulte cómoda, procurando estar tendido y sin cruzar las piernas. Empieza por contraer los músculos de tus pies, desde los dedos hasta las plantas, para después relajarlos. Cada tensión debe durar unos 10 segundos, y cada relajación otros 10 o 15 segundos, y debes acompañar estos pasos con inhalaciones y exhalaciones. 

En caso de que necesites más ayuda para llevar a cabo esta técnica, si lo deseas en YouTube también puedes encontrar diferentes sesiones guiadas.