Condenado por utilizar una contraseña WiFi

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Condenado por utilizar una contraseña WiFi

De acuerdo con la sentencia del juez del Tribunal de la Corte de Apelaciones número nueve de California, Estados Unidos, se puede considerar “hacker” a cualquier individuo que utilice una contraseña WiFi voluntariamente compartida. Según este insólito dictamen, utilizar una contraseña constituye un delito de “piratería en ciertas circunstancias, incluso si el propietario de la red nos ha dado permiso para ello.

Esta es la conclusión de un caso que se inició en el año 2008, cuando David Nosal fue acusado de piratería informática en el marco de la ley CAFA (de Fraude y Abuso). Nosal, exempleado de la asesoría Korn/Ferry, había dejado su empresa para abrir su propio negocio. Cuando ya no tenía acceso a la red de la empresa, pidió a su antigua secretaria unas nuevas credenciales. También hizo lo mismo con otros dos empleados a los que incluso les prometió un puesto de trabajo en su nueva compañía.

Korn/Ferry descubrió la intromisión de Nosal y presentó una denuncia en la policía. En el año 2008 comenzó el juicio y en el 2013 Nosal fue declarado culpable por un jurado popular. A principios del 2014, un tribunal de distrito de Estados Unidos concretó la sentencia en un año y un día de prisión junto al pago de una multa de 60.000 dólares.

Crea contraseñas seguras

Sin embargo, David Nosal presentó un recurso. Sus abogados argumentaron que se había interpretado equivocadamente la ley CAFA y que el acusado no había pirateado los equipos de Korn/Ferry. Pero el tribunal de apelaciones ha explicado esta misma semana que la ley CAFA se puso en marcha, precisamente, para prohibir e impedir el acceso sin autorización a ciertas redes y no para combatir actos de piratería reales.

Compartir claves WiFi será considerado un acto de pirateríaGary Burnison, CEO de Korn Ferry.

La jueza Margaret McKeown sentenció que Nosal actuó “sin autorización” a pesar de que el empleado -su antigua secretaria- le había proporcionado su contraseña voluntariamente. Por otra parte, el juez Stephen Reinhardt se mostró disconforme con el veredicto popular. Dijo que el razonamiento del jurado comprometía el intercambio de contraseñas de dispositivos inteligentes, como ordenadores y smartphones, y que podía convertir a “millones de personas [...] inofensivas en criminales federales”. 

[Fuente:techworm]