Skip to main content

Las consecuencias psicológicas de no dormir bien por la noche

Hábitos que deberías dejar de hacer para dormir mejor

08/08/2018 - 08:30

Generalmente asociamos la tristeza a la situación personal o profesional en la que nos encontremos. No obstante, mientras que evidentemente los acontecimientos influyen, una de las principales causas de infelicidad podría ser la falta de sueño.

Un grupo de investigadores del Instituto de Neurociencia del Sueño de la Universidad de Oxford ha descubierto que las consecuencias de no dormir repercuten notablemente en nuestra salud mental.

Hasta ahora siempre se había concebido la falta de sueño como una consecuencia de algunas enfermedades como la depresión o la ansiedad, pero atendiendo al estudio también puede ocurrir al revés: el insomnio puede ser la causa problemas de salud mental.

7 pasos para dormir mejor, según la ciencia

El estudio se llevó a cabo con 3.755 estudiantes británicos que padecían de insomnio. La mitad de los alumnos que participaron en una terapia para el insomnio, no solo vieron mejorar su calidad de sueño, sino además disminuyó la ansiedad, depresión, pesadillas y otras enfermedades psicológicas.

El directo del estudio, Daniel Freeman, explica que la falta de sueño afecta tanto a los pensamientos que generamos, como la manera en la que lidiamos con ellos. “La consecuencia psicológica de sueño interrumpido es que tenemos pensamientos negativos y nos atascamos en ellos“, explica Freeman.

Esta actitud negativa tiene consecuencias en nuestro estado de ánimo, que de repente será peor. Después aparecen otros síntomas, como la ansiedad, tristeza e irritabilidad. Comenzamos a desconfiar de los que nos rodean, y nuestro nivel de atención se ve afectado. En este punto nuestra mente ya está bastante perjudicada por no descansar, provocando que los pensamientos no nos dejen dormir.

sueños lúcidos

Freeman también mantiene que cuanto más se prolongue la situación, más graves serán las consecuencias psicológicas de no dormir.

Eso sí, dormir mal no afecta a todo el mundo por igual. Básicamente lo que ocurre es que nuestras debilidades ya existentes empeoran. Por ejemplo, si una persona tiende a ser insegura, las inseguridades se duplicaran.

Aún queda mucho por hacer para demostrar las consecuencias mentales de dormir poco, ya que el estudio está muy segmentado por solo llevarse a cabo con personas jóvenes. No obstante, se trata de un gran paso y una razón por la que empezar a darle más importancia a la calidad del sueño a la hora de tratar trastornos psicológicos.

Ver ahora: