Skip to main content

Consiguen detectar alzhéimer de forma precoz con electroencefalograma

alzheimer

23/10/2017 - 20:56

Una investigación reciente demuestra que una nueva técnica experimental es capaz de diagnosticar alzhéimer de manera precoz con un electroencefalograma.

Un equipo de científicos de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), en colaboración con la Universidad de Kent (Reino Unido) y la Universidad de California (Estados Unidos) ha llevado a cabo un estudio que demuestra que una nueva técnica experimental es capaz de diagnosticar alzhéimer de manera precoz con un electroencefalograma.

Las enfermedades neurodegenerativas son cada vez más comunes en todo el mundo, y en los últimos años se ha registrado un aumento considerable especialmente en los países occidentales. En concreto, en 2015 hubo más de 48 millones de casos de demencia a nivel global, y de acuerdo a los datos que manejan las autoridades sanitarias hay 7,5 millones de diagnósticos nuevos cada año.

El alzhéimer es el tipo más común de demencia: afecta a 30 millones de personas en la actualidad y la OMS estima que dentro de 30 años habrá 53 millones de pacientes diagnosticados. Esta enfermedad se produce como consecuencia de una aculumación anormal en el cerebro de las proteínas beta amiloide y tau, que provocan la formación de ovillos neurofibrilares y placas seniles, que son muy tóxicos para las neuronas y dañan su funcionamiento. 

La inteligencia artificial detecta el alzhéimer 10 años antes

El estudio que han llevado a cabo estos científicos ha revelado que una respuesta neurológica retardada al procesamiento de la palabra escriba puede predecir los riesgos de una persona a padecer la enfermedad de Alzheimer. La ventaja de este método de diagnóstico reside en que el retraso en el procesamiento de texto se puede medir mediante un simple electroencefalograma (EEG), y además la detección es precoz. 

Para llevar a cabo la investigación, el equipo ha estudiado la actividad cerebral mediante EEG de un grupo de 25 voluntarios compuesto por ancianos sanos, pacientes con deterioro cognitivo leve (MCI por sus siglas en inglés) y personas con deterioro cognitivo que desarrollaron alzhéimer en los tres años posteriores al diagnóstico de MCI. El objetivo del análisis de la actividad cerebral era poder observar la rapidez de procesamiento de las palabras de los voluntarios.

Descubren cómo revertir el Párkinson y el Alzheimer

Una persona con plenas facultades necesita unos 250 milisegundos para procesar una palabra, y esta actividad se puede observar en un encefalograma. Sin embargo, de acuerdo con el estudio los pacientes con riesgo de desarrollar alzhéimer tardan más en llevarla a cabo. "Lo que encontramos en nuestro estudio es que esta respuesta cerebral es aberrante en individuos que desarrollarán alzhéimer en el futuro, pero intacta en los pacientes que permanecieron estables", explica la Dra. Katrien Segaert, de la Universidad de Birmingham. 

Por tanto, el equipo considera que la ruptura de la red cerebral asociada con la compresión del lenguaje en pacientes con MCI puede ser un biomarcador crucial para diagnosticar a las personas con probabilidades de padecer la enfermedad de Alzheimer. "La verificación de este biomarcador podría conducir a una intervención farmacológica temprana y al desarrollo de una nueva prueba de bajo coste y no invasiva utilizando EEG", concluye la Dra. Segaert. 

[Fuente: Universidad de Birmingham]