Skip to main content

Así se construye un búnker de supervivencia a domicilio

Búnker antinuclear

20/02/2019 - 19:46

Estados Unidos es un país que tradicionalmente ha vivido siempre bajo la amenaza de una guerra nuclear, así como todo tipo de desastres naturales en forma de terremotos, huracanes y tornados. Puedes tentar a la suerte y confiar en que nunca te ocurra una tragedia de este tipo, o puedes construirte un búnker de emergencia a domicilio, como los que instala la empresa Atlas Survival Shelters. Un negocio floreciente, por lo que parece, pues lleva instalando este tipo de viviendas bajo tierra desde los años 50 del pasado siglo, en plena Guerra Fría.

Aunque muchos dudan de que, si cae una bomba nuclear o se produce una fuga radioactiva, los búnkeres de supervivencia sirvan para algo (como mucho, para alargar la agonía), en muchas casas americanas se instalan durante la construcción. Atlas Survival Shelters también es capaz de construirlos en una casa ya habitada, un mérito enorme teniendo en cuenta que hay que hacer un agujero bajo los cimientos, y construir el propio búnker. Aunque lo más normal es que se edifique en el jardín, en un lateral de la casa (bajo tierra).

En este vídeo podemos ver cómo Atlas Survival Shelters construye un búnker de emergencia a domicilio desde cero. Sobre él se construirá la casa. También nos invitan a visitar su interior, para ver lo que contiene:

Atlas Survival Shelters vende diferentes tipos de búnkeres, que van desde las habitaciones del pánico (salas blindadas por si entra un ladrón en casa) a salas antiincendios, búnkeres para tornados, antibombas, etc.

Todos ellos con diferentes tamaños, desde los búnkeres individuales hasta las familias numerosas.

Una de las características más alabadas de Atlas Survival Shelters es que construye búnkeres antinucleares completamente amueblados y terminados, que se pueden instalar en cualquier agujero en el suelo. Presume de que no sabe dónde estan sus búnkeres, preservando la privacidad de sus clientes, porque los vende terminados y luego los instala por su cuenta el comprador.

Como habrás imaginado, los precios no son baratos. Varían entre 3.500 dólares de un NadoPod, que básicamente en un armario blindado, a los 19.000 dólares de un BombNado, que protege contra bombas, fugas radioactivas y tornados. En los tamaños más grandes, los precios suben a los 40.000 dólares.

Curiosamente, el búnker de superviviencia a domicilio más caro es el WineNado, que hace las veces de búnker y de bodega de vino... Si cae una bomba nuclear, que no te pille sin un buen tinto de California...

Más:

#Destacado