Skip to main content

Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

13/02/2018 - 18:57

Llevamos cientos de años estudiando las maravillas de Egipto, pero todos los días surgen noticias relacionadas con el descubrimiento de una nueva tumba, o la resolución de un enigma.

Hace unas semanas narrábamos el misterio de las dos momias hermanas. Gracias al ADN, se confirmó que las dos momias eran hermanastros. Ahora las pruebas de ADN también han sido claves para desvelar la identidad de la escalofriante Momia que Grita, una inusual momia que fue tratada con todos los rituales propios de la realeza, pero que también muestra signos de que deliberadamente se llevaron a cabo rituales impuros para maldecir la momia, con el objetivo de que no alcanzase el Otro Mundo.

Durante 3.000 años, la momia ha conservado un desgarrador grito en su rostro, que le ha dado nombre. Esta es una imagen de La Momia que Grita. Es bastante repulsiva, así que la hemos difuminado para no herir sensibilidades. Si quieres verla en todo su esplendor toca con el dedo o el ratón en la imagen para quitar el filtro:

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Foto: Egyptian Ministry of Antiquities

Descubre más cosas sobre las momias en Amazon

Este tipo de expresiones de terror son poco habituales en las momias egipcias, y mucho menos entre la realeza, que siempre suelen tener una expresión serena. ¿Quién es La Momia que Grita? ¿Cómo murió? ¿Por qué fue maldecida para que no alcanzase el Más Allá?

La Momia que Grita fue descubierta en 1886 por el arqueólogo Gaston Maspero, cerca del Valle de los Reyes, entre los faraones más grandes del Antiguo Egipto. Pero nada más descubrir su sarcófago, se dieron cuenta de que no era una momia normal. Pese a estar enterrada con la realeza el sarcófago era de madera, y no tenía ninguna inscripción:

Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

Cuando levantaron la tapa, lo que descubrieron les dejó sin palabras. La momia mostraba una horrible mueca, un grito ahogado que certificaba una muerte terrible y violenta. Pero eso no era todo. Había sufrido el proceso de momificación propio de la realeza, pero deliberadamente mal hecho para maldecirla y que así no pudiera alcanzar el Más Állá. Los organos internos no habían sido extraídos y el líquido embalsamante, que normalmente se introduce por un agujero en el cráneo, se lo habían introducido por la garganta.

Tenía las pies y las manos atadas, y no había sido envuelta en lino, sino en piel de oveja, que los egipcios consideraban impura. Esta es la imagen de una auténtica momia maldita:

Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

Arqueólogos confirman una leyenda india de hace 14.000 años

Los primeros exámenes llevados a cabo certificaron que había muerto de forma violenta, posiblemente por envenenamiento o, por las marcas del cuello, ahorcada. Pero eso no resolvía su identidad.

Al principio se especuló con la posibilidad de que fuera un enemigo de Ramses III, pero no tenía sentido que lo momificaran y lo enterraran junto a las tumbas reales. Debía ser alguien de la familia real, así que se cerró el círculo en torno al Principe Pentaur, hijo de Ramses III, cuyos registros fueron borrados. Incluso el nombre, Pentaur, es inventado.

Los análisis de ADN llevados a cabo hace unos meses concluyen que comparte el ADN paterno con Ramsés III, certificando que es muy probable que sea el hijo del faraón... y también cómplice de su asesinato.

Se cree que Ramsés III fue asesinado en lo que se conoce como la Conspiración del Harem. Una de sus esposas, Tyli, conspiró con altos magistrados, magos, guardias y empleados del palacio, para asesinar a Ramsés III y colocar en el trono al hijo de Tyli, el príncipe Pentaur, en lugar del heredero legítimo, Ramsés IV. Las últimas evidencias indican que los conspiradores consiguieron matar al faraón, al que cortaron el cuello, pero no pudieron acabar con Ramsés IV, que consiguió escapar y coronarse como nuevo faraón. Los conspiradores fueron apresados. Esta es la momia de Ramsés III, con unas vendas que tapan las heridas del cuello.

Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

Si el Príncipe Pentaur fue atrapado, en lugar de ser encarcelado o quemado vivo al pertenecer a la realeza tenía el privilegio de quitarse la vida, para así poder viajar al Más Allá. Eso explicaría la horrible mueca, si murió al tomar veneno, o se ahorcó.

Al estar involucrado en el supuesto asesinato del faraón (no se sabe si Ramsés III murió durante la conspiración, pero sí poco después, y la momia tiene la garganta cortada), también se explica la peculiar momificación de la Momia que Grita. Era hijo del faraón, así que debía ser momificado y enterrado en Deir el-Bahri, junto al Valle de los Reyes. Pero los sacerdotes se aseguraron de que su alma no llegara al Más Allá, momificándolo de forma impura. Maldiciendo la momia, en definitiva.

Una historia espeluznante, pero que es común en casi todas las realezas de la antigüedad. Las conspiraciones palaciegas son tan antiguas como el deseo de poder de los humanos...

[Referencias: All that it's interesting, Archaeology, Independent]

Ver ahora:

Te recomendamos