Skip to main content

¿Es seguro usar una espátula de metal en una sartén?

Espátula

22/09/2021 - 00:24

Existen muchos tipos de espátulas, y muchos tipos de sartenes. Así que no hay una única respuesta. Vamos a resolver la duda de una vez por todas.

Durante siglos se han utilizado utensilios de madera para cocinar. Pero con la modernización de la cocina aparecieron los utensilios de metal, de plastico, de silicona... ¿Es seguro usar una espátula de metal en una sartén?

Mucha gente prefiere las espátulas o las cucharas de metal en la cocina porque son más duraderas e higiénicas. Además no transmiten sabores.

Pero hay cazuelas y sartenes con materiales que no se llevan bien con las herramientas metálicas. Así que hay que tener cuidado.

Si usas sartenes y cazuelas antiadherentes fabricadas con teflón o similar, y es un material que tiene casi todo el mundo, no conviene emplear espátulas o cuchillos de metal, porque producen rayones y muescas en el material antiadherente, reduciendo sus propiedades. La comida se pegará en las zonas donde el teflón está dañado.

Para este tipo de sartenes, mejor usar una espátula de silicona, o de madera.

¿Y qué ocurre si usas sartenes de hierro fundido? Hay gente que aún las emplea, porque mantienen mejor el calor si se usa fuego, y un sabor más tradicional.

En este caso, depende del estado del metal. Si la sartén es nueva, mejor usar las mencionadas espátulas de silicona o madera.

Pero cuando se ha sazonado con aceite varias veces (los expertos usan aceite de soja), se crea una capa de protección que permite usar una espátula metálica sin problemas.

Recuerda que las sartenes de hierro fundido no se pueden meter en el lavavajillas ni lavar con jabón. Hay que usar un cepillo duro y agua caliente, y secar por completo. El secado es muy importante.

¿Y qué ocurre con los estropajos metálicos que mucha gente emplea para extraer la suciedad pegada? Los expertos aconsejan no usarlos con sartenes o cazuelas de acero inoxidable, hierro fundido o material antiadherente.

La realidad es que, aunque nos gusten más, las espátulas metálicas o los cuchillos no se llevan bien con la mayoría de las sartenes y cazuelas del mercado. Hoy en día existen otros materiales menos agresivos, que ofrecen el mismo servicio.

Y además