Skip to main content

Esta semana se han batido nuevos récords de calor en todo el mundo

Mapa realizado por la Universidad de Maine

06/07/2018 - 11:18

Durante esta última semana en España el calor no ha sido especialmente fuerte, aunque la AEMET ya nos ha avisado de la subida progresiva de las temperaturas a lo largo del fin de semana.

Por eso puede sonar raro que, mientras que en España las temperaturas se han mantenido a raya, en el resto del planeta haya habido una oleada de registros de las temperaturas más altas de la historia. El Washington Post ha publicado un resumen de todos estos récords de temperaturas, algunos tan peligrosos como el que ha dejado 33 muertes en el sur de Quebec, en Canadá.

Uno de los casos más sorprendentes y alarmantes han sido las temperaturas alcanzadas en la región de Siberia. Cerca del Océano Ártico se han encontrado con registros de más de 32 ºC, lo que supone una subida del calor considerable en comparación con las temperaturas normales que soporta esta zona del hemisferio norte. 

Cómo dormir fresco en verano sin aire acondicionado

No debería ser necesario explicar lo que esto supone para el planeta, no sólo para los humanos. "Esperaría que la concentración de hielo marino disminuya aún más esta semana, tal vez de manera significativa a medida que estas increíbles temperaturas azoten la región" explica en un blog el meteorólogo Nick Humphrey.

Como comentábamos al principio, el calor en ciertas regiones de Norte América ha supuesto un gran numero de muertes.  La ciudad de Denver registró 40 grados, superando su record anterior o, por ejemplo, en Montreal alcanzaron los 36 grados Celsius, es decir, su temperatura más alta en los 147 años que llevan midiendo este registro. 

En Europa, las regiones del norte, donde suelen estar más acostumbrados a las lluvias que al sol extremo, también se están sorprendiendo de los niveles de calor de esta última semana.

En Escocia han marcado como nuevo registro de temperatura más alta en 33,2 grados centígrados en Motherwell. Y en Glasgow su día más caluroso hasta la fecha ha sido esta semana con 31,9 ºC. 

Como anécdota, la BBC informaba que el Centro Científico de Glasgow, cuya arquitectura moderna contiene una membrana impermeable, se está derritiendo. Desde el centro han tranquilizado que, aunque queden feos los chorretes negros, no suponen un riesgo para el edificio y se limpiarán cuando vuelva el frío. 

Hay que tener en cuenta que todavía estamos a principios de julio, ¿qué pasará cuando llegue agosto?

Ver ahora: