Skip to main content

La estimulación cerebral reduce los antojos de comida para adelgazar

Adelgazar

23/05/2018 - 06:00

Si no eres capaz de controlar los antojos de comida y siempre acabas picando entre horas, es posible que los científicos hayan encontrado la solución a tus problemas. Un equipo de investigadores de la Universidad de Milán ha descubierto que la estimulación magnética transcraneal profunda (dTMS por sus siglas en inglés) puede ayudar a mantener a raya el impulso de comer para ayudar a las personas a adelgazar y perder peso.

La dTMS es un tratamiento médico que se utiliza para estimular las neuronas en áreas específicas del cerebro, y que tiene múltiples aplicaciones. Habitualmente se utiliza en pacientes con depresión o con conductas adictivas, y también ha demostrado eficacia para mejorar los síntomas de la fatiga y en tratamientos experimentales para devolver la movilidad a personas con parálisis.

En algunos casos, las personas que padecen obesidad pueden tener afectado el sistema de recompensa del cerebro, lo que provoca un nivel de respuesta de mayores dimensiones ante la ingesta de alimentos de la normal. Por este motivo, a este tipo de pacientes les resulta más difícil que al resto evitar comer de manera compulsiva. 

Suplementos dietéticos y ayudas para perder peso

Teniendo en cuenta que la estimulación magnética transcraneal profunda ha demostrado eficacia para el tratamiento de las adicciones, unas conductas que también se caracterizan por una alteración en el sistema de recompensa del cerebro, el equipo puso en marcha un estudio para evaluar los efectos de la dTMS en el apetito y la saciedad de las personas con obesidad. 

En la investigación participó un grupo de 40 pacientes obesas, a los que se aplicó una única sesión de 30 minutos de dTMS con una frecuencia alta o baja en marcadores sanguíneos potencialmente asociados con la recompensa de los alimentos. El equipo descubrió que la frecuencia alta aumenta de manera significativa los niveles sanguíneos de beta-endorfinas, que son los transmisores implicados en la producción de sensaciones de recompensa elevadas después de comer.

"Por primera vez, este estudio puede sugerir una explicación de cómo la dTMS podría alterar los antojos de alimentos en pacientes obesos", afirma Livio Luzi, director de la investigación. El equipo continuará con el estudio, y los siguientes pasos consisten en tomar imágenes del cerebro con la finalidad de identificar los efectos de la estimulación magnética transcraneal profunda en la estructura cerebral.

Ver ahora: