Skip to main content

Un estudio vincula los refrescos azucarados con mayor riesgo de cáncer

refrescos cancer

22/02/2018 - 22:49

Un estudio que ha llevado a cabo la Universidad de Melbourne y el Consejo del Cáncer de Victoria (Australia) sugiere que beber refrescos azucarados está relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer. 

En los últimos años, las investigaciones científicas han demostrado que existe una relación muy estrecha entre el azúcar y el sobrepeso con los riesgos de sufrir determinados tipos de cáncer. Y es que, a medida que aumenta el peso de una persona, también se incrementan sus posibilidades de sufrir cáncer de próstata, de hígado, de ovario o de vesícula biliar. 

Con motivo de esclarecer cómo encaja el azúcar en esta ecuación, estos científicos han analizado los datos de 35.593 participantes que desarrollaron 3.283 casos de 11 tipos de cáncer relacionados con la obesidad, entre ellos cáncer de hígado, riñón, colon, esófago o páncreas.

Tras evaluar los datos obtenidos, lo que los científicos descubrieron es que el riesgo de padecer estos cánceres no solo estaba motivado por la obesidad, sino que también está vinculado con los refrescos azucarados. De acuerdo con sus observaciones, las personas que beben con regularidad bebidas gaseosas con azúcar corren un mayor peligro de sufrir estos tipos de cáncer que quienes no los consumen, incluso en el caso de que los pacientes no tengan sobrepeso.

"Estos cánceres en particular se asocian habitualmente con la obesidad, sin embargo, nuestra investigación encontró que este riesgo existe para todos los participantes, sin importar su peso", explica la Dra. Allison Hodge, investigadora principal. "Nos sorprendió descubrir que este aumento en el riesgo de cáncer no está completamente motivado por la obesidad. "Incluso las personas que no tienen sobrepeso tienen un mayor riesgo de cáncer si beben regularmente refrescos azucarados".

Los alimentos ultraprocesados, relacionados con el cáncer una vez más

Además, el equipo también recalca que el cáncer es solo una de las afecciones crónicas asociadas al consumo de bebidas azucaradas. Señalan que también están vinculadas con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca y caries dental, por lo que resulta importante concienciar a la población de los peligros que corren al abusar de ellas.

Los resultados también muestran que esta correlación se produce únicamente con los refrescos azucarados, y que no se observa en las bebidas con edulcorantes artificiales.

[Fuente: Universidad de Melbourne]

Ver ahora: