Skip to main content

Han descubierto un exoplaneta en el que llueve hierro fundido

Ilustración de un exoplaneta
ESO / M. Kornmesser

13/03/2020 - 09:05

Los modernos telescopios equipados con nuevos tipos de instrumentos de medición, nos están descubriendo un universo que hasta ahora nos era desconocido. Aunque se intuía su existencia desde hace décadas, el primer exoplaneta se confirmó hace menos de 30 años. Ahora conocemos cientos, y algunos de ellos parecen sacados de un comic de ciencia-ficción. Pero como suele ocurrir, la realidad casi siempre supera a la ficción. El Telescopio Muy Grande (se llama así) del Observatorio Europeo del Sur ha descubierto un exoplaneta en donde llueve hierro líquido. Un exoplaneta es un planeta fuera del Sistema Solar.

El Observatorio Europeo del Sur es una organización de países europeos que ha construido varios telescopios de gran alcance en el Desierto de Atacama, en Chile, con nombres tan curiosos como el Telescopio Muy Grande, el Telescopio Extremadamente Grande, etc. Si, a veces los científicos son como niños...

El Telescopio Muy Grande ha sido el descubridor de un exoplaneta bautizado con el nombre de WASP-76b, situado a 640 años luz de la Tierra. Tiene unas características particulares y extrañas, como que la diferencia entre el día y la noche es de 1.000 grados centígrados, o que en la cara oculta del planeta llueve hierro fundido.

Como la Luna, este planeta tiene una cara oculta, a donde nunca llega la luz de la estrella alrededor de la que gira. La cara que mira a dicha estrella recibe miles de veces la radiación que la Tierra recibe del Sol, y la temperatura en su superficie alcanza los 2.400 grados centígrados. En la cara oculta baja mil grados, hasta los 1.400 grados centígrados, que aún así nos evaporaría al instante si llegásemos a pisar el planeta.

En la cara iluminada de WASP-76b la temperatura es tan alta que el hierro que hay en la superficie se evapora a la atmósfera. La diferencia de temperatura entre los dos lados es tan grande que provoca enormes vientos, llevando el hierro evaporado a la cara oculta, en donde cae al suelo en forma de lluvia de hierro líquido. Un espectáculo digno de ver, aunque mortal para todo ser vivo.

¿Y cómo conocen los astrónomos tantos datos de un planeta tan lejano? Esto ha sido posible gracias a un nuevo instrumento llamado ESPRESSO (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanets and Stable Spectroscopic Observations), que ha sido desarrollado por científicos de España, Portugal, Italia y Suiza.

Este instrumento es capaz de medir el rastro químico de la superficie de los planetas. Y aunque se diseñó para buscar planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de una estrella similar al Sol, también es muy útil para estudiar las atmósferas de los exoplanetas.

El universo aún esconde muchos secretos, pero poco a poco los vamos descubriendo...