Logo Computerhoy.com

¿Por qué flotan los barcos?

Ciencia
titanic

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué flotan los barcos. Pues bien, el principio de flotabilidad de Arquímedes está detrás de esta explicación, que te contamos en el siguiente artículo.

Agradezcamos a Arquímedes, quien en el siglo III introdujo este principio, el principio de la flotabilidad, en el mundo moderno. Los barcos, los nadadores, los globos aerostáticos y los submarinos funcionan según el mismo principio.

Según el principio de flotabilidad, un objeto sumergido en un líquido se enfrenta a una fuerza ascendente. Cuando la fuerza ascendente es mayor que la gravedad (fuerza descendente), el objeto flota. 

A esto hay que sumarle también la ley de flotación, que menciona que los materiales cuya densidad es inferior a la del líquido en el que están sumergidos flotarán sobre ese líquido. La madera y el aceite flotan en el agua, ya que la densidad del agua es mayor que la de la madera y el aceite.

Ahora bien, la estructura del barco es muy importante a la hora de flotar. El diseño del barco debe garantizar que pueda desplazar el agua en la misma medida que el propio peso del barco, tal y como establece el principio de Arquímedes.

La parte más importante del diseño es el casco. El casco de un barco está formado por cáscaras huecas de acero que contienen una cantidad adecuada de aire. Esto hace que el barco sea menos denso que el agua, lo que satisface la ley de la flotación.

Una característica especialmente importante del casco son unas marcas que lleva, denominadas línea de Plimsoll o línea de agua. Estas marcas determinan la capacidad de carga y el espacio disponible para nuevas cargas. Indican la mayor profundidad a la que puede sumergirse un barco.

linea de agua barcos

Teniendo esto en cuenta, la densidad del barco, incluyendo todo lo que lleve consigo, debe ser menor que la densidad del agua para que el barco pueda flotar sobre el agua.

Sabiendo esto, la tragedia del Titanic es sencilla de explicar. El iceberg simplemente lo que hizo fue romper el casco del barco. El aire fue sustituido por agua. 

El volumen total del barco aumentó con el agua, lo que incrementó la densidad del barco a una mayor que la del agua del océano, lo que hizo que el barco se hundiera en el océano.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Ciencia

Hoy destacamos

Y además