Fórmula E: así serán los nuevos coches eléctricos de competición

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Prototipo del nuevo modelo de coche de Fórmula E

La compañía francesa ha publicado las primeras imágenes del prototipo de coche de Fórmula E, la competición alternativa a la Fórmula 1 con coches eléctricos, que sucederá al SRT01 y se pondrá en funcionamiento para la quinta temporada. Spark Racing Technology, fundada por Frederic Vasseur en 2012, ha decidido mejorar la eficiencia de sus vehículos presentando novedades que rompen con lo que se lleva realizando en Fórmula E hasta la fecha.

Desde que en 2013 la FIA (Federación Internacional del Automóvil) propusiera a Spark Racing Technology como proveedora de coches para el campeonato de Fórmula E, no se han dejado de introducir novedades para la mejora del rendimiento de sus automóviles. Tras un trabajo de cuatro años, el diseño del nuevo prototipo ofrece una imagen futurista por su color metalizado y su alerón delantero, aunque se espera que el modelo definitivo sea más radical.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

La evolución de la carrera eléctrica se pone de manifiesto con el nuevo SRT05eque contará con las siguientes novedades:

  • Baterías más pesadas
  • 10% menos de peso
  • Aerodinámica mejorada

Spark Racing Technology no pone solamente el foco en sus coches eléctricos de carreras: en el SRT05e, además de querer alcanzar una velocidad dos veces mayor a la de los coches actuales, se crearán dispositivos en el interior y exterior del vehículo que garanticen una mejora en la seguridad de los conductores. Así se incorporan modelos que ponen su atención en desarrollar la carrera eléctrica, entramos en una era que dejará atrás los vehículos convencionales para sacar partido a la electricidad como símbolo de velocidad y potencia.

Carreras de coches autónomos en Fórmula E

Durante la quinta temporada, que comienza en 2018, veremos cómo no sólo la compañía francesa mejora sus modelos ya que McLaren, Sony y Atieva trabajan en la posibilidad de crear una batería que dure toda la carrera, eliminando la necesidad de cambiar de coche en mitad de la competición.