Skip to main content

El frío extremo no solo sacude España: en Texas se están quedado hasta sin internet

nieve carretera

Depositphotos

16/02/2021 - 08:55

Los fenómenos meteorológicos extremos cada vez son más habituales y en Texas han registrado la mayor nevada conocida.

Hace poco más de un mes vivimos en nuestro país una nevada como no habíamos conocido desde hace décadas. Encontrar la capital paralizada durante días fue una situación extraña y quizá única, pero los fenómenos meteorológicos extremos cada vez son más habituales y en la calurosa Texas se está viviendo uno similar.

Texas está registrando la mayor nevada que se ha conocido en su historia, un frío que supera al de Alaska en algunos momentos y que está provocando situaciones poco usuales, como que se suspenda el servicio eléctrico a millones de personas debido a la gran demanda existente durante la noche en plena hora de frío.

Pero no solo se están quedando sin red eléctrica, también viven cortes en la conexión de datos y empresas como T-Mobile sufren grandes problemas por el clima que está dañando sus instalaciones.

Ray Neville, presidente de tecnología de T-Mobile, ha colgado un tuit en el que explica que el clima les está provocando importantes problemas y cortes. Pero según Engadget, también los están sufriendo en AT&T y Verizon, por lo que millones de ciudadanos se enfrentan a unos días en los que sufrirán una situación peligrosa sin estar conectados por momentos.

El principal frente para las compañías de telecomunicaciones también se sitúa en el suministro eléctrico. Un portavoz de Verizon afirma que en "la gran mayoría de las ubicaciones tenemos generadores de respaldo en funcionamiento y estamos a la espera de repostar más generadores para garantizar que nuestra red continúe sirviendo a los clientes". Pero al igual que ocurrió en algunas zonas de nuestro país, está siendo complicado controlar la situación.

Se estima que sobre 4 millones de ciudadanos de Texas han pasado la noche sin calefacción por los cortes eléctricos provocados, entre otros motivos, por las turbinas eólicas congeladas que se han quedado paralizadas.

Aunque se esperaban fuertes nevadas, nada hacía pensar que cogería tal fuerza el temporal en Texas y no estaban preparados para afrontarlo en un territorio acostumbrado a las altas temperaturas. Desgraciadamente, queda la sensación de que iremos viendo cada vez un mayor número de fenómenos meteorológicos extremos.

Y además