El futuro de los wearables podría estar en los "ingeribles"

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El futuro de los wearables estaría en los ingeribles

Los wearables han acaparado nuestras muñecas, pies, e incluso nuestro armario. Ahora, de acuerdo a expertos de la industria, la nueva frontera a conquistar podría ser el cuerpo, pero desde dentro.

En la conferencia Code/Mobile, Hosain Rahman, director general de la empresa líder de wearables Jawbone, dijo que estaban mirando a los ingeribles como el futuro de los wearables. Son sensores que "pasan a través de ti" y recopilan datos.

A pesar de que la idea suena como el catalizador para una película de ciencia ficción distópica, el concepto no es tan descabellado.

Gran parte de la charla de Rahman se centró en el papel y los desafíos de los wearables, siendo el principal reto conseguir que la gente se los ponga, y no sólo eso, sino que también los usen constantemente. Si hay que usarlos 24/7 para obtener el máximo provecho de los datos, la duración de la batería se convierte en un problema.

La moda también cambia las cosas, dijo Rahman. Un wearable que se ve bien para el día podría no funcionar para la noche, y lo que se usa en el verano no es el mismo que lo de invierno.

Lumo intenta cambiar cómo corremos, una bermuda a la vez.

"El verdadero papel de wearables que nadie menciona es todas estas cosas inteligentes que te rodean que no tienen idea de lo que está pasando contigo", dijo Rahman. "Siempre use el ejemplo de que no importa lo inteligente que sea mi termostato, no tiene idea de si tengo calor o frío", dijo.

Rahman cree que los seguidores de datos del futuro pueden hacer mucho más, sobre todo cuando se consideran el entorno del usuario, es decir, la posibilidad de desactivar el coche si detecta que el contenido de alcohol en la sangre es demasiado alto para conducir. Mejor todavía, él ve a los wearables y aplicaciones inteligentes en el hogar convergiendo en el futuro.

"Nuestro punto de vista sobre [Internet de las Cosas] en el hogar es que es un lío", dijo Rahman. "Todo tiene una aplicación, ninguna habla. Es súper confuso de configurar. Lo que realmente quiero que haga es que sepa que estoy en este estado de ánimo y las luces deberían ir aquí, o que estoy en este otro estado y quiero la temperatura allí, o me voy a la cama y yo quiero que la temperatura vaya allí. Creo que los wearables van a estar en el centro de eso, y que van a hacer todas estas cosas inteligentes", añadió.

Los rastreadores de datos ingeribles, de hecho, se han convertido en una realidad.

La FDA aprobó el sensor ingerible de Proteus Digital Health en 2012, y en julio, la FDA aprobó su uso para medir la adherencia médica. Cuando se ingiere, envía datos a un parche adhesivo que se usa en el torso y comparte la información con el usuario en su dispositivo inteligente.

El año pasado, la FDA también aprobó la PillCam, una pequeña cámara que toma imágenes internas de los pacientes que no pueden someterse a una colonoscopia completa. Google también comenzó a desarrollar una píldora que detecta enfermedades.

Pero estos ejemplos sólo se exhiben la innovación en el ámbito médico. Tendremos que esperar y ver si los usuarios podrán comprar algunos ingeribles de su Best Buy más cercano.