Máquina de Bill Gates convierte excremento en agua potable

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Bill Gates anuncia máquina que convierte excremento en agua

Bill Gates acudió a su blog para hablar sobre el último proyecto de su Fundación Bill y Melinda Gates: una máquina que transforma los desechos humanos en agua potable y electricidad.

Según Gates, al menos 2 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a un saneamiento adecuado, con desechos humanos a menudo contaminando el suministro de agua y permaneciendo sin tratamiento.

El "Omniprocesador" pretende ayudar con este problema. Su desarrollo está liderado por la firma de ingeniería con sede en Seattle Janicki Bioenergy.

La máquina extrae agua de las aguas residuales canalizadas hasta la instalación. Una vez "secos", los desechos son incinerados para generar vapor, que alimenta a toda la máquina.

De hecho, Gates demostró públicamente su confianza en la nueva tecnología bebiendo un vaso de agua frente a las cámaras que, apenas unos minutos antes, había entrado en la máquina en forma de excremento.

 

Encima, la energía producida es más que suficiente para alimentar a todo el proceso, por lo que es fácil para el dueño del Omniprocesador obtener beneficios, haciendo de ésta una inversión atractiva para los empresarios en países en desarrollo.

Por el momento, el único prototipo se encuentra justo al norte de Seattle, pero hay planes para un proyecto piloto en Dakar, Senegal, más adelante en el año 2015. A partir de ahí, esperan ampliar.

Bill Gates en versión Lego elige sus mejores libros de 2014.

Gates ha escrito anteriormente sobre sus aspiraciones de "reinventar el inodoro", y ofreció un premio de 400.000 dólares en 2012 a aquellos capaces de abordar la cuestión del saneamiento de una manera innovadora.

"Las enfermedades causadas por la falta de saneamiento matan alrededor de 700.000 niños cada año", Gates escribe, "y evitan que muchos más se desarrollen plenamente mental y físicamente".

"Inodoros occidentales no son la respuesta, ya que requieren una infraestructura masiva de líneas de alcantarillado y plantas de tratamiento que simplemente no es factible en muchos países pobres. Así que hace unos años nuestra fundación hizo un llamado para una nueva solución", añadió. 

Una solución era reinventar el inodoro, pero el Omniprocesador lidia con el problema de manera diferente, tratando de revolucionar la planta de tratamiento de aguas residuales en su lugar.

"El procesador no sólo mantendría los desechos humanos fuera del agua potable; sino que convertiría los residuos en un producto con un valor real en el mercado", afirmó Gates. Después de todo, la basura de un hombre es el tesoro de otro.

El multimillonario cofundador de Microsoft se ha comprometido a dar la mayor parte de su fortuna a la caridad, y se ha hecho famoso por su labor humanitaria en países en desarrollo.