Skip to main content

La NASA ha descubierto 'tsunamis espaciales' que se dedican a destruir galaxias enteras

NASA

31/03/2020 - 12:48

Que la naturaleza puede ser aterradora no es ninguna novedad. Si ya sufrimos en la Tierra fenómenos como los tsunamis o los tornados destruyendo todo a su paso, en el espacio exterior el peligro no se reducen, al contrario, aumenta considerablemente. 

La NASA, gracias a una de sus joyas más preciadas, ha descubierto tsunamis cósmicos o Quasar Tsunamis que son capaces de destruir una galaxia entera. El telescopio espacial Hubble ha sido en encargado de recabar estas espectaculares imágenes. 

Pero ¿qué es un quasar o cuásar? Los cuásares en astronomía son los núcleos ultrabrillantes de las galaxias y se producen por culpa de un agujero negro que está devorando la galaxia. A medida que el agujero negro se traga la materia que le rodea, se va calentando el gas a su alrededor hasta alcanzar temperaturas tan altas que lo hace brillar 1.000 veces más que la galaxia en la que se encuentra. Ese brillo es al que se le denomina cuásar y en realidad, es una radiación muy intensa. 

Se les ha denominado tsunamis, porque la NASA acaba de descubrir que los cuásares destruyen todo a su paso de la misma manera que los tsunamis que conocemos en nuestro planeta. Son las emisiones de energía más grandes que se han encontrado hasta ahora en el universo. 

Este descubrimiento ha sido posible gracias al espectrógrafo que integra Hubble y que mide las los rastros químicos que dejan las moléculas de gas. Este fenómeno explicaría muchas de las preguntas que hasta ahora se hacía los expertos con respecto a los agujeros negro, como por ejemplo, porque existe una relación entre la masa de la galaxia y el agujero negro de su centro. 

El brillo de estos tsunamis están intenso que podría ser mayor que el de la Vía Lactea e incluso, más poderoso que las explosiones de rayos gamma. Según va evolucionando, se va acelerando y haciendo más intenso y grande. Es tal su poder que paraliza por completo la formación de nuevas estrellas a su paso. 

De momento la NASA ha examinado hasta 13 tsunamis de cuásar de este tipo y de momento no parece que tenga final, seguirá aumentando con el paso del tiempo y brillando cada vez más como si se tratara de un espectáculo de fuegos artificiales descontrolado. Por suerte, se encuentran a mucha distancia.