Nuestro nivel de atención cae por debajo de los peces de colores

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Nuestro nivel de atención cae por debajo de los peces de colores, según Microsoft.

Un estudio llevado a cabo por Microsoft en Canadá pone de manifiesto los cambios que la tecnología está llevando a cabo en nuestro cerebro, y con ello, en nuestro comportamiento.

En el año 2000, el nivel de atención medio de una persona (su capacidad para centrarse en una tarea sin distraerse) era de 12 segundos. En 2013, esta capacidad descendió a sólo 8 segundos, un segundo menos que los peces de colores.

Es inevitable pensar en Dory, el simpático pececillo con problemas de memoria a corto plazo, de la película Buscando a Nemo:

La tecnología está haciendo caer en picado nuestra capacidad de atención. Los móviles, los ordenadores, las tablets, nos ofrecen una gran cantidad de actividades al alcance de la mano. Hay tantas cosas que hacer y tan poco tiempo, que pasamos de WhatsApp a Facebook o a Twitter, miramos el tiempo, vemos las noticias, un vídeo gracioso de YouTube, esa chiste que te ha enviado tu cuñado, todo ello en cuestión de segundos.

Este comportamiento hiperactivo está comenzado a quedarse grabado en nuestro cerebro, y luego lo empleamos en el mundo real. Cada vez nos cuesta más concentrarnos en una tarea, y a la mínima ocasión aprovechamos para usar el móvil, cambiar de tarea, o hacer varias a la vez.

¿Cómo será la Red en el año 2050?

Son datos de un estudio llevado a cabo por Microsoft en Canadá. Está enfocado a la publicidad, un sector cada vez más preocupado porque nuestra falta de atención hace que no nos fijemos en los anuncios publicitarios. Pero los datos que publica se pueden extrapolar a otras áreas.

Así, por ejemplo, explica que esta falta de atención no es cuestión de edad (los jóvenes no son los únicos que se dispersan), sino que depende del estilo de vida y el comportamiento digital.

El 50% de los canadienses recurre al móvil cuando no tiene nada que hacer, y el 59% reconoce que se sentirían perdidos sin sus dispositivos tecnológicos que usan diariamente. El 66% ya utiliza otro dispositivo (un móvil, una tablet) mientras ve la televisión. Nos estamos convirtiendo en una especie multitarea.

Pero no todo es malo. El cerebro humano es tan complejo y avanzado que puede adaptarse a cualquier situación. La tecnología e Internet reduce nuestro nivel de atención, cierto, pero a cambio estamos aprendiendo a concentrarnos mucho en cortos períodos de tiempo. Ahora nos cuesta menos concentrarnos al cambiar de tarea.

Nuestro cerebro y nuestro comportamiento como especie ha ido evolucionando a lo largo de toda la Historia, casi siempre debido a la adopción de nuevas tecnologías: desde el desarrollo de las primeras lanzas y cuchillos al descubrimiento de la agricultura, la escritura o el teléfono. Internet y el mundo digital están produciendo nuevos cambios en nuestra psique. Solo el tiempo dirá si nos han beneficiado...

[FuenteMicrosoft]