Skip to main content

Un nuevo material para procesar los gases de residuos nucleares

planta reprocesamiento combustible nuclear
-

13/06/2016 - 15:53

Descubierto un nuevo material para limpiar los residuos radiactivos de las centrales de reprocesamiento de combustible nuclear de una más eficiente y segura.

Un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza, en colaboración con investigadores estadounidenses, ha descubierto un material que tiene la capacidad de limpiar los residuos radiactivos de las centrales de reprocesamiento de combustible nuclear de una forma más eficiente, barata y segura que los métodos actuales. 

La energía nuclear es una de las alternativas más baratas a los combustibles fósiles a base de carbono. Sin embargo, estas instalaciones generan unos gases residuales que son muy costosos y peligrosos de tratar actualmente.

Para resolver este problema, este grupo de investigadores ha analizado cientos de miles de materiales hasta dar con un compuesto que puede absorber los gases que se producen en las plantas de reprocesamiento de combustible nuclear.  

Este tipo de centrales nucleares generan radionucleidos volátiles, que son elementos químicos con una configuración inestable que experimentan una desintegración radiactiva, como el xenón y el kriptón. Estos componentes se eliminan a través de los gases de escape emitidos como suproductos del proceso químico.

En la actualidad, para capturar y limpiar estos residuos se emplean sistemas de destilación a baja temperatura, un proceso costoso tanto en términos energéticos como económicos. Además, también es peligroso porque presenta riesgo de explosión.

30 años del peor accidente nuclear de la historia

El material que ha identificado el equipo de científicos, abreviado como SBMOF-1, se trata de un cristal nanoporoso y forma parte de una serie de compuestos que se utilizan actualmente para limpiar las emisiones de CO2 y otros agentes contaminantes peligrosos. Para dar con él, los investigadores han analizado más de 125.000 compuestos mediante simulaciones moleculares. 

El SBMOF-1 es una alternativa eficiente, más barata y más segura para separar los gases residuales de las plantas de reprocesamiento de combustible nuclear a temperatura ambiente, un reto difícil teniendo en cuenta que el xenón tiene una vida media mucho más corta que el kriptón. El trabajo ha sido publicado en la revista Nature Communications.