Skip to main content

Los pingüinos rey están desapareciendo, y nadie sabe la razón

Pingüinos rey

05/08/2018 - 14:05

La extinción de la población global de pingüinos rey en el mundo podría ser un hecho si los últimos datos constatados confirman que un 90% de esta población ha desaparecido en las últimas décadas.

La mayor colonia de pingüinos rey en el mundo se concentra exactamente en Île aux Cochons, conocida también como Isla de los Cerdos, un territorio francés en el archipiélago del Crozet justo al sur del Océano Índico, entre Sudáfrica y la Antártida.

Se estimaba originalmente que esta colonia estaba compuesta por 500.000 parejas reproductoras allá por 1982, pero las últimas investigaciones parecen indicar que esta población se ha podido reducir hasta un 90%. Un decremento considerable para tratarse solo de poco más de tres décadas en el tiempo y que podría poner en peligro la existencia de esta colonia.

Se estima que actualmente pueden existir solo 60.000 parejas reproductoras de aquellas 500.000 que se contaron en 1982, siendo esto lo que se desprende de un estudio publicado en la revista Antartic Science.

Esta reducción es enorme, y si bien las causas de la desaparición de los pingüinos rey podrían ser medioambientales, la razón principal de esta reducción sigue siendo un misterio”, explica Henri Weimerskirch, uno de los investigadores del Centro Nacional de investigaciones científicas de Francia.

Para entender esta disminución de la colonia, los investigadores se sirvieron de imágenes a gran resolución tomadas por satélites en las últimas décadas. Si bien no está confirmado, parece que el declive comenzó a finales de los años 90 siendo el episodio desencadenante un cambio climático importante en el Océano Antártico relacionado con el fenómeno de El Niño acaecido en 1997.

Este fenómeno habría afectado a las capacidades de búsqueda de alimento de estos pingüinos rey. Este suceso aumentó la temperatura de manera exponencial durante un año, lo que alejó sus fuentes de alimento más al sur por lo que muchas crías murieron antes de que los padres pudieran regresar para alimentarlas.