Skip to main content

Los refrescos gaseosos "light" aumentan obesidad abdominal

Los refrescos gaseosos "light" aumentan obesidad abdominal
user

18/03/2015 - 14:10

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of the American Geriatrics Society demuestra que la ingesta de bebidas o refrescos "light" está directamente vinculada con una mayor obesidad abdominal en adultos a partir de 65 años

Estos resultados plantean una nueva preocupación. ya que el consumo de bebidas gaseosas "light" puede aumentar la grasa acumulada en el vientre, contibuyendo a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y síndrome metabólico, según el medio ScienceDaily.

El síndrome metabólico se da cuando una combinación de factores de riesgo incrementa el riesgo de presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso derrame cerebral.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que en 2014 existían casi dos mil millones de adultos con sobrepeso. De ellos, 600 millones de personas cayeron en la obesidad, una cifra que se ha duplicado desde 1980.

Dormir desnudo es bueno para la salud

En un esfuerzo por combatir la obesidad, muchos adultos tratan de reducir la ingesta de azúcar optando por los edulcorantes no nutritivos o artificiales tales como sacarina o sucralosa.

Según el estudio publicado en Journal of the American Geriatrics Society en los últimos 30 años, los edulcorantes artificiales y el consumo de refrescos "light" se ha incrementado, sin embargo la prevalencia de la obesidad ha aumentado en paralelo en el mismo período de tiempo

"Nuestro estudio pretende descubrir los efectos adversos para la salud relacionados con el consumo de sodio en individuos a partir de 65 años", explica Sharon Fowler, responsable del estudio de la University of Texas Health Science Center de San Antonio. "El riesgo de síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular es mayor en la población de mayor edad", añade.

En este estudio se contó con una muestra de 749 personas europeas y americanas mayores de 65 años. Se establecieron tres etapas de seguimiento: de 2000 a 2001, de 2001 a 2003 y de 2003 a 2004. Este estudio duró 9 años ya que su fase inicial comenzó de 1992 a 1996.

Durante el primer seguimiento (de 2000 a 2001) se mantenían con vida el 79,1% de la muestra, es decir, 474 personas. Durante el segundo se redujo al 73,4% (413 personas) y durante el tercer y último seguimiento seguían vivas 375 personas, que representaban el 71,0% de la muestra del estudio.

Estos resultados arrojaron resultados esclarecedores: el diámetro de la cintura en bebedores de refrescos "light" había aumentado, casi triplicando el de los individuos que no habían ingerido este tipo de bebida (2,11 cm. frente a 0,77 cm. que no consumieron refrescos light). 

Estos datos cambiaron al ajustar factores de confusión potencial. Mientras que los que no bebieron bebidas de soda dietéticas se había mantenido en el mismo valor, los bebedores ocasionales habían visto su cintura llegar a los 1,76 cm. mientras que los bebedores habituales llegaban a los 3,04 cm.

"El estudio demuestra que aumentar la ingesta de refrescos "light" se asocia con la escalada de obesidad abdominal, lo que incrementa el riesgo cardiometabólico en adultos de 65 años o más", concluye Fowler.

Los autores de este estudio recomiendan frenar el consumo de este tipo de bebidas endulzadas artificialmente a las personas mayores, sobre todo los que sufran un mayor riesgo cardiometabólico.

Tags:

#estudio

Ver ahora:

Te recomendamos