Skip to main content

Esta réplica del cohete de Blue Origin asciende hasta los 122 metros, una pena que no incluya una figura de Jeff Bezos en miniatura...

Replica New Shepard

Estes

26/08/2021 - 22:56

Blue Origin adelanta a SpaceX al menos en una cosa: ya tiene sus propios juguetes oficiales. Aunque no sabemos si se puede llamar así a un cohete que asciende hasta los 122 metros...

Jeff Bezos, fundador de Amazon, hizo historia el pasado 20 de julio al volar en el primer viaje turístico con tripulantes que viejó al espacio exterior, con la compañía fundada por él mismo, Blue Origin.

Ahora puedes revivir esa histórica misión con la réplica del cohete New Shepard que ha puesto a la venta la compañía Estes Rockets, especializada en la fabricación de cohetes en miniatura, pero completamente funcionales.

Se trata de una detallada réplica a escala 1:66 del cohete de Blue Origin que ascendió hasta los 100 Kilómetros de altura, la línea de Kármán que la mayoría de los países consideran los límites del espacio exterior.

Replica New Shepard

Estes

El cohete New Shepard debe su nombre al astronauta Alan Shepard, el primer estadounidense en salir al espacio, y el quinto en pisar la Luna.

Esta réplica de Estes Rockets mide 26,3 centímetros de altura, y solo pesa 113 gramos. Se vende desmontada, pero el montaje apenas consume 10 minutos. Tiene una calificación de edad para mayores de 10 años.

Puede que sea una réplica a escala, pero es un cohete completamente funcional capaz de ascender hasta una espectacular altura de 122 metros, teniendo en cuenta su pequeño tamaño.

Como el New Shepard original también es capaz de retornar a la Tierra. Pero mientras que el cohete de Blue Origin se divide en dos, y una parte aterriza de forma autónoma y otra con paracaídas, la réplica no se separa por completo, y aterrizan los dos módulos juntos con un único paracaídas.

La réplica a escala del cohete New Shepard de Blue Origin, fabricada por Estes Rockets, tiene un precio de 70 dólares en su página web.

Ten en cuenta que el cohete, así vendido, no puede volar. Para ello necesita unos cartuchos de lanzamiento, un pad de lanzamiento, y el propio paracaídas. Si tienes que comprar todo, el precio asciende hasta los 150 dólares.

No es mucho, comparado con los 28 millones de dólares que pagó el primer turista espacial de Blue Origin... 

Y además