El sol podría ser la fuente de la eterna juventud

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El sol podría ser la fuente de la eterna juventud

Una nueva startup de biotecnología pretende curar enfermedades solo con la luz solar, haciendo un pequeño cambio en las células de nuestro cuerpo. 

En concreto, los nuevos tratamientos en los que se centra, esta startup, Biplastiq, es en encontrar algo que el ser humano lleva buscando mucho tiempo; la fuente de la eterna juventud.

Y es que según esta empresa de biotecnología, el secreto de la vida eterna podría estar en algo tan sencillo como el sol. Esto es posible, según Biplastiq, haciendo un pequeño cambio en las células del cuerpo humano, que permitiera la regeneración celular sólo exponiéndonos al astro rey.

Al igual que un coche de gasolina, el cuerpo humano se basa en los combustibles a base de carbono para obtener energía. Pero para los motores de automóviles y nuestros motores celulares por igual, quemar carbón supone un desgaste en nuestro cuerpo.

Christopher Powell, el fundador de esta empresa de biotecnología, cree que interviniendo el motor de las células, las mitocondrías, estas podrían extraer la potencia de la luz del sol, para extender la vida útil de los humanos durante décadas.

Gracias a este complicado y utópico (por el momento) proceso, se regenerarían las células con la consiguiente y posible curación de enfermedades, todo ello gracias únicamente a la luz solar.

Su premisa se basa en que "las células humanas pueden ser diseñadas para metabolizar la energía radiante; una característica que podría mejorar tanto la producción de energía y la resistencia de estas células, para rejuvenecer rapidamente los tejidos".

¿Cómo se puede lograr la eterna juventud?

Para conseguir la regeneración celular a través del sol, Powell afirma que es necesario trabajar en las mitocondrias.

Las mitocondrias son las centrales de energía de nuestras células; y la cadena de transporte de electrones (ETC) es el proceso central a través del cual nuestras mitocondrias convierten el combustible en energía. La ETC realiza esta tarea a través de una serie de iones que convierten este combustible en energía cinética. 

Convierten células cancerígenas en células sanas

La plataforma de BiPlastiq pretende modificar genéticamente el ETC con los genes de rodopsina. Y mediante la introducción de la rodopsina en el ETC, BiPlastiq en última instancia pretende dotar a nuestras células con unos iones capaces de convertir la luz en una fuente suplementaria de energía.

Lo que tendría un montón de aplicaciones en la cura de enfermedades y ralentizaría la vejez alargando la vida humana.