Skip to main content

Starbucks bloqueará el porno en las redes WiFi gratuitas de sus cafés

Starbucks

30/11/2018 - 08:15

Se acabó en el ver porno gratis mientras te tomas un café en Starbucks. La popular cadena de establecimientos de café ha anunciado que a partir de 2019 bloqueará el porno en las redes WiFi gratis que ofrece en sus miles de locales en Estados Unidos.

¿Un nuevo episodio de censura? La decisión no tiene que ver con la libertad de sus clientes para ver porno, sino con el hecho de que muchos pedófilos y acosadores sexuales utilizan las redes WiFi de Starbucks para ocultar sus movimientos y realizar sus actividades sin que puedan localizarlos.

Starbucks se une a sí a otras famosas franquicias como McDonald's, Subway y otras, que usan filtros pornográficos en sus redes WiFi públicas desde 2016.

Starbucks

La organización Enough is Enough lleva años presionando a los grandes comercios americanos para que impidan que sus redes WiFi públicas, que ofrecen gratis a sus clientes cuando se toman un café o una hamburguesa, se conviertan en un refugio de pedófilos y acosadores sexuales, que usan estas redes para evitar ser rastreados.

Hasta ahora Starbucks se había negado a bloquear el porno en sus establecimientos, porque en su opinión no existían filtros eficaces. La mayoría de los filtros que bloquean el contenido para adultos, también bloquean webs legítimas sin querer, al confundir términos.

Ahora Starbucks asegura que ha encontrado un filtro pornográfico que bloquea contenido para adultos sin frenar el resto, por eso anuncia que, a partir de 2019, las redes WiFi gratuitas de Starbucks bloquearán la pornografía, y otro contenido para adultos.

Tazas y cafés de Starbucks, en Amazon

Estas medidas se aplicarán en Estados Unidos, pero no se ha comunicado si también llegarán al resto de países en donde Starbucks opera, y ofrece redes WiFi gratuitas. No será una operación sencilla. Existen más de 24.000 locales de Starbucks en más de 70 países.

Estos días Starbucks también ha sido noticia por el cierre de 83 cafeterías en Francia, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Ya vendió sus locales en España y Alemania en 2016, confirmando su pérdida de influencia en Europa.