Skip to main content

Storm Shelter Bed, la cama búnker que resiste un tornado

Cama anti tornados

11/10/2019 - 18:00

España es, en cierto modo, un país privilegiado en lo que refiere a catástrofes naturales. Aquí no hay tornados, ni huracanes ni terremotos. Pero en otros países son bastante comunes. Por eso a nosotros nos despiertan la curiosidad artículos que en otros lugares se venden en las tiendas convencionales. Es el caso de Storm Shelter Bed, la cama búnker antitornados, que está a la venta en Estados Unidos.

Storm Shelter Bed es, a primera vista, una cama convencional. Ligeramente más gruesa y más alta, pero no despierta demasiadas sospechas. Sin embargo dispone de un mecanismo que hace que, al pulsar un botón, la cama se despliegue y se convierta en un búnker anti tornados.

La descripción es completamente acertada, ya que como se puede ver en este vídeo, la cama es capaz de soportar el golpeo con objetos a más de 50 Km/h, e incluso un coche que le cae encima:

A nosotros nos parece una curiosidad, pero en países como Estados Unidos, y en Asia, existen docenas de variantes de camas anti tornado, anti huracán, y anti terremotos.

Storm Shelter Bed presume de haber superado todas las pruebas del Texas Tech Wind Institute, un instituto que se encarga de comprobar si las casas y el mobiliario resisten los tornados. Ha obtenido la calificación EF5, que significa que puede aguantar el golpeo de objetos y derrumbes, durante un huracán o un tornado.

Como vemos en el vídeo en el interior de la cama caben varias personas, y se pueden habilitar asientos desplegables. También está diseñada para que puedan entrar personas en silla de ruedas.

La puerta dispone de un cerrojo interior, así que también sirve como Habitación del Pánico, si entran ladrones en casa. La ventilación está asegurada por medio de diferentes agujeros y ranuras que están preparados para no dejar pasar el polvo o los escombros.

La cama anti tornados tarda algo más de un minuto en desplegarse por completo. En situaciones de emergencia en las que no se puede esperar, es posible entrar al interior sin necesidad de desplegarla.

Posee una batería para que el búnker pueda desplegarse hasta 40 veces, aunque se produzca un corte de la energía eléctrica. Y la batería puede usarse para recargar los móviles desde el interior, para no quedar incomunicados.

Como es fácil imaginar, este tipo de camas anti tornados no son baratas. Se venden en la web del fabricante con precios a partir de 2.400 dólares.

Ver ahora: