Skip to main content

Las temporadas de alergia serán más largas y más severas por el cambio climático

Temporada de alergias

DepositPhotos

13/02/2021 - 18:50

Investigadores encontraron que el cambio climático podría representar aproximadamente el 50 % del aumento de la temporada de polen, pero solo el 8 % del aumento de la cantidad del mismo.

La primavera es posiblemente la estación más bonita de todo el año, pero al mismo tiempo también se caracteriza por la temporada de alergias, y algunas personas no dejan de estornudar, contar con goteo nasal y hasta picazón en los ojos pasando días realmente malos.

Lamentablemente hay una mala noticia para todas estas personas que sufren de alergias, porque el cambio climático va a agravarlas durante las próximas décadas haciendo que las temporadas de polen sean más largas y más severas.

Así lo dicta un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de Utah donde se compilaron casi 30 años de mediciones de 60 estaciones de conteo de polen en los Estados Unidos y Canadá. Tras ello descubrieron que en 2018 la temporada de polen comenzó 20 días antes, y encima duró 10 días más, involucrando concentraciones de polen 21 % más altas que en 1990.

Los investigadores relacionaron este aumento de la presencia del polen y las temporadas de alergias al cambio climático. “Varios estudios a pequeña escala, generalmente en entornos de invernadero en plantas pequeñas, habían indicado fuertes vínculos entre la temperatura y el polen”, señala William Anderegg, coautor principal del estudio. "Este estudio revela esa conexión a escalas continentales y vincula explícitamente las tendencias del polen con el cambio climático causado por el hombre".

Para alcanzar dicha conclusión el equipo utilizó más de 20 modelos climáticos y los mapeó con los datos de tendencia del polen que acabaron obteniendo. Tras ello, encontraron que el cambio climático podría representar aproximadamente el 50 % del aumento de la temporada de polen, pero solo el 8 % del aumento de la cantidad del mismo.

Encontraron que las temperaturas son el factor más importante que impulsaba los aumentos. Y es que el clima más cálido parece estar afectando a los relojes biológicos de las plantas, haciendo que comiencen antes a producir polen.

El fuerte vínculo entre el clima más cálido y las estaciones del polen proporciona un ejemplo claro de cómo el cambio climático ya está afectando la salud de las personas en los Estados Unidos”, añade Anderegg.