Skip to main content

Trucos para quitar la grasa de los azulejos de la cocina con poco esfuerzo

Limpiar azulejos de la cocina

Getty Images

12/05/2021 - 22:15

Si tienes dificultades para limpiar los azulejos de la cocina y no sabes qué hacer para que queden bien, apunta estos trucos para quitar la grasa de esta superficie con poco esfuerzo.

Es inevitable que los azulejos de la cocina se llenen de grasa. Por mucho cuidado que tengas a la hora de preparar la comida, al freír los alimentos en aceite o marchar otro tipo de elaboraciones es imposible que los azulejos no terminen llenos de salpicaduras. 

En estos casos, pasar una bayeta húmeda no es la solución. Frotar los azulejos con un paño mojado no es suficiente, puesto que la grasa es difícil de quitar y no lo único que harás será extenderla por toda la superficie. Si haces esto se verá claramente la zona por la que has pasado el trapo, ya que quedarán restos de grasa. 

Entonces, ¿qué puedes hacer? Si no tienes muy claro como limpiar estas machas, toma nota de estos trucos para quitar la grasa de los azulejos de la cocina con poco esfuerzo:

  • Rocía las manchas con limón. El limón tiene interesantes propiedades como producto de limpieza. Su contenido en ácido cítrico lo convierte en una agente desinfectante y un potente desengrasante, así que es perfecto para llevar a cabo esta tarea sin necesidad de utilizar productos químicos. Lo que tienes que hacer es exprimir el zumo de uno o varios limones y colarlo para retirar las pepitas y al pulsa. Después, pásalo a una botella con spray y rocía el limón sobre las manchas de grasa. Déjalo actuar durante unos minutos, retira la mezcla con un paño húmedo y finalmente pasa un paño seco. 
  • Aplica una pasta de bicarbonato de sodio. Otra alternativa para limpiar la grasa de los azulejos de la cocina sin utilizar productos químicos es el bicarbonato de sodio. Se trata de un ingrediente muy versátil para la limpieza del hogar, y cuenta con propiedades desengrasantes. Haz una pasta mezclando bicarbonato y agua tibia, aplícala sobre las salpicaduras con una esponja y deja que actúe durante unos minutos. Después, retira la mezcla con un trapo húmedo y por último seca la superficie con un paño.
  • Usa vinagre blanco. El vinagre blanco es otro de los productos de limpieza naturales más versátiles. Rocíalo sobre las manchas de aceite de los azulejos para eliminar la grasa y desinfectar al mismo tiempo, y luego limpia y seca con un paño.