La Universidad de Granada patenta un fármaco contra el cáncer

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
La Universidad de Granada patenta un fármaco contra el cáncer

Un equipo de científicos de la Universidad de Granada ha patentado un nuevo medicamento que ha demostrado ser eficaz para el tratamiento del cáncer de mama, de colon y el melanoma

El desarrollo de este nuevo fármaco ha sido el resultado de más de 20 años de investigación de dos equipos de trabajo, uno químico y otro médico.

Para llevar a cabo el proyecto, ambos grupos han llevado a cabo una serie de ensayos para probar diferentes compuestos. Éstos se han efectuado en primer lugar en cultivos de células tumorales humanas de diversos tipos de cáncer, y una vez que los investigadores han probado el mecanismo de acción de los medicamentos los han aplicado a ratones inmunodeprimidos.

Los resultados han revelado que uno de ellos es especialmente eficaz como inhibidor de crecimiento de los tumores y evita la formación metástasis, es decir, que impide que las células madre cancerígenas viajen hasta otros órganos. En concreto, redujo en más de un 50% la actividad tumoral después de 41 días de tratamiento. 

Este fármaco, llamado Bozepinib, es de baja toxicidad y, aunque se ha aplicado en altas concentraciones a los roedores, no ha demostrado tener efectos secundarios adversos frente a las células sanas. 

Durante la primera etapa de la investigación el problema residía en las complicaciones que encontraron los científicos a la hora de sintetizar el compuesto, ya que se requería mucho tiempo para obtener sólo una pequeña cantidad.

Pero el equipo halló una manera de llevar a cabo este proceso de una forma mucho más rápida aplicando cambios estructurales, lo que ha permitido reducir significativamente el tiempo necesario para su síntesis a gran escala. 

La vacuna contra la malaria podría eliminar el cáncer

Además, este medicamento antitumoral forma parte de la conocida como "química verde", lo que implica que su producción es respetuosa con el medio ambiente y no genera residuos contaminantes. Por si fuera poco, su fabricación resulta económica y asequible. 

Después de haber comprobado la eficacia del fármaco, ahora los investigadores se han centrado en el tratamiento de otros tipos de cáncer, en concreto de pulmón y de páncreas, que son dos de los más agresivos que existen. 

[Fuente: Universidad de Granada]