La vacuna contra el herpes genital está un paso más cerca

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
vacuna erpes genital

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) ha desarrollado una vacuna contra el herpes genital que proporciona una potente protección para prevenir la infección del virus en los ensayos preclínicos.

Esta patología se trata de una enfermedad de transmisión sexual que puede contraer cualquier persona a través de las relaciones, por el contacto con los herpes de la otra persona o con los fluidos que éstos segregan. De acuerdo con los datos de las autoridades sanitarias, aproximadamente 500 millones de personas en todo el mundo están infectadas con el virus del herpes genital o herpes simplex tipo 2 (HSV2 por sus siglas en inglés). 

Para poner freno a esta epidemia, los científicos de todo el mundo llevan trabajando durante años en la búsqueda de una vacuna que proteja a las personas de la infección del virus, pero de momento no ha sido encontrada ninguna solución eficaz para evitar el contagio.

Ahora, estos científicos podrían tener la clave para detener el avance del herpes genital. Se trata de una vacuna trivalente que introduce en el organismo anticuerpos contra tres elementos diferentes del virus, entre ellos dos componentes que ayudan a que el HSV2 se oculte del sistema inmune.

La eficacia de la vacuna se ha puesto a prueba en los ensayos preclínicos que se han llevado a cabo con cobayas y con simios. En ambos casos, los sujetos que recibieron el tratamiento se mostraron casi completamente protegidos del contagio del herpes genial gracias a la vacuna. 

Un preservativo inteligente cambia de color ante las ETS

"Es una terapia novedosa y funciona muy bien", asegura Harvey M. Friedman, profesor de enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina Perelman. "No conozco ninguna otra posible vacuna con unos resultados tan prometedores como los de este estudio". 

El siguiente paso consiste en probar la vacuna en ensayos clínicos con humanos para comprobar su eficacia. En caso de que demuestre ser viable, la primera vacuna contra el herpes genital podría estar disponible en los centros sanitarios en el plazo de unos años.