Skip to main content

Los videojuegos son buenos para combatir la obesidad en los niños

Jugar a videojuegos

22/07/2018 - 07:00

Los videojuegos son buenos para la salud, sobre todo en niños con sobrepeso y ofreciéndoles una actividad física que les entretenga. Un estudio demuestra que jugar a videojuegos, al menos aquellos que requieren actividad física, es bueno para combatir ciertas enfermedades.

Un nuevo estudio del Centro de Investigación Biomédica Pennington ha demostrado que los videojuegos, en combinación con el entrenamiento, ayuda a los más pequeños a perder peso, disminuir su presión arterial y colesterol, y a aumentar su actividad física.

Los niños que aumentan de peso y no son físicamente activos pueden desarrollar signos tempranos de enfermedades cardíacas y diabetes. También pueden tener problemas con el asma, la apnea del sueño y otros desafíos psicológicos y de salud que el sobrepeso y la obesidad pueden ocasionar”, señala la Dra. Amanda Staiano, directora del Laboratorio de Conducta de Obesidad y Salud Pediátrica de Pennington Biomedical.

En concreto un conjunto de 46 niños de edades entre 10 y 12 años con sobrepeso, ha participado en el estudio asignando a la mitad de ellos al “grupo de juegos” y a la otra mitad a un grupo llamado “de control”.

El grupo de juegos estuvo dedicado a realizar 60 minutos diarios de actividad física pero lo hicieron con una Xbox 360, con Kinect y algunos títulos como Just Dance que te obligan a participar de manera activa. También recibieron un libro de desafíos que tenían que completar con estas sesiones de juegos a ciertas horas del día y de la semana. Los padres también participaron con los niños informando a los médicos mediante sesiones de chat.

Al resto de los 23 niños dentro del grupo de control les dijeron que no hicieran ningún cambio en sus comportamientos aunque recibieron también la consola de juegos pero no les aclararon qué actividades realizar.

Tras acabar los seis meses, estas fueron las conclusiones:

  • Los niños del grupo de juego redujeron su índice de masa corporal en un 3%, los del otro grupo no lograron el objetivo.
  • Los niños del grupo de juego redujeron su colesterol, mientras los niños del grupo de control aumentaron.
  • Los niños del grupo de juegos aumentaron su actividad física en un 10%.

Gracias a este estudio, se demuestra que se puede combatir la obesidad con videojuegos siguiendo unas pautas de actividades físicas ofrecidas por profesionales.