Skip to main content

10 coches deportivos de los años 70 que merece la pena conocer

BMW 2002 Turbo

Enrique León

01/09/2021 - 19:30

Con una revolución tecnológico destacada, el mundo del automóvil también vivía años floridos. Los 10 coches más deportivos de los años 70.

Aquellos setenta nos dejaron años muy divertidos. Y es que nada más que hay que escuchar la música de entonces o echar un ojo a la ropa de los jóvenes, la cual se caracterizaba por un marcado espíritu libre, con prendas coloridas y originales.

Con una revolución tecnológico destacada, el mundo del automóvil también vivía años floridos. Fue entonces cuando nacieron coches tan espectaculares como estos. Los 10 coches más deportivos de los años 70.

Porsche 928

Cambios de Porsche - Porsche 928

El primer modelo de la marca en utilizar un V8 fue, precisamente, el Porsche 928 de los años setenta. Además, también fue el primer en lucir esta configuración, un coche que buscaba sustituir al Porsche 911 que, por un tiempo, no tuvo sucesor a la vista.

Pero el querido nueveonce es mucho nueveonce, y finalmente optaron por lanzar una nueva generación. Pese a todo, no olvidamos al 928.

De Tomaso Pantera

De Tomaso Pantera

Cada vez que hablo de él se me eriza el vello, y no es un recurso para adornar el texto. Y es que es un coche especial para mí, el que os escribe, y creo que para la gran mayoría de los que aman la deportividad.

El De Tomaso Pantera, uno de los grandes deportivos fabricados, montaba un motor V8 Ford capaz de llegar a ofrecer 500 CV en el GT4. Su zaga es una de las más espectaculares de todos los tiempos.

Lamborghini Countach

lamborghini countach

El Lamborghini Countach ha vuelto, y es que su antepasado se remonta a los años 70. Concretamente nacería en 1974 de la mente de Marcello Gandini, su diseñador, entonces en Bertone.

Sin duda ha pasado a la historia por su diseño, uno de los más espectaculares de todos los tiempos, y su motor V12, con el que se mantuvo en vida hasta pasada una década y media.

Lancia Stratos

lancia stratos

De locos. El Lancia Stratos era un coche de esos con los que empiezas a temblar desde que lo ves llegar, y con el que sigues temblando días después de haberlo probado.

Apenas 400 unidades se fabricaron para su homologación en competición, un coche que se llevó los campeonatos de 1974, 1975 y 1976 en el Grupo 4.

BMW 2002 Turbo

BMW 2002 Turbo (dinámica)

El primer BMW en contar con sobrealimentación fue el BMW 2002 Turbo, un coche que despierta gran simpatía entre los que adoran la deportividad en formato contenido.

La división deportiva M completaba sus primeros trabajos, y antes de la llegada del BMW M1 trabajó en este 2002 Turbo, el BMW M635i E24 y el 3.0 CSL.

Volkswagen Golf GTI

Golf GTI mk1

No es un Countach, tampoco es un De Tomaso Pantera, pero es deportivo.

Y además, fue el primer compacto deportivo del mercado, el que inauguró un mercado que hoy día sigue entusiasmando a los jóvenes y no tan jóvenes y donde él mismo, el Golf GTI, sigue dando guerra.

Ferrari 365 GT4 BB

ferrari 365 gt4 bb

La saga BB, Berlinetta Boxer, da inicio con este Ferrari 365 GT4 BB, un coche que no era motor delantero ni montaba motor bóxer como hace entender su apellido, pero que en el resto no mentía en absoluto.

Montaba un motor de doce cilindros longitudinal colocado en posición central trasera de unos 380 CV. Su misión, rivalizar con el Miura.

Seat 124 Sport

Seat 124 Sport

Para muchos el superdeportivo español. Y aunque pueda quedarle grande lo de superdeportivo, era un coche atractivo y rápido.

Además, el Seat 124 Sport, y aquí está la clave, era lo máximo a lo que aspiraban en España los amantes de los coches deportivos. Con un interior llamativo este modelo era objeto de deseo para la mayoría.

Ferrari 512 BB

ferrari 512 bb

La saga continúa, y tras el 365 llegaba el Ferrari 512 BB. Su estreno tenía lugar en el Salón del Automóvil de París de 1976, un deportivo equipado con una versión de 5 litros del motor bóxer de 12 cilindros.

Las siglas BB se perdería con el Ferrari 512 BBi, el último de la serie que llegó entrada la década de los años ochenta.

Chevrolet Camaro

camaro

Podríamos haber metido otro pony car, seguro que tienes en la mente uno de ellos, aunque en la segunda generación del Camaro, el Z28 es considerado el mejor de entonces.

Plantó cara al Mustang, su gran rival, con un V8 de 5.7 litros con carburador Holley que rendía 360 CV. Con este corazón conseguía declarar un 0-100 km/h en 6 segundos y una velocidad máxima de 190 km/h.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Enrique León.

Y además