Skip to main content

5 detalles curiosos sobre el Citroën Xsara que pocos conocen

Loen en el Rally de Argentina de 2004

Rodrigo García Vita

27/12/2021 - 19:35

El Citroën Xsara es uno de los iconos de finales de los años 90, y estas son algunas de sus curiosidades más destacables.

Citroën apostó en el segmento C a finales de los años 90 con el Citroën Xsara, un coche que tuvo diversas carrocerías, motorizaciones y que se extendió rápidamente por países como Francia y España.

Se fabricó desde 1997 hasta 2006, y estas son algunas de sus curiosidades que quizá no conocías.

Un chasis genial que le llevó... ¡Al WRC!

Sébastien Loeb en un Citroën Xsara, 2004.

Sébastien Loeb en un Citroën Xsara, 2004. Autor: Prolog

Prolog

El Xsara fue el heredero del Citroën ZX, uno de los coches más importantes de la marca por volumen de ventas y en competición, con 36 victorias en 42 pruebas que disputó en su versión Rallye-Raid.

Sin embargo, el Citroën Xsara no se quedó atrás. Su chasis y el eje trasero autodireccional le hicieron ser  excepcionalmente solvente en cualquier situación, lo que le llevó a tener homologación WRC en su versión Kit Car con el motor VTS.

De hecho, las versiones VTS con el motor 2.0 16 válvulas de gasolina son las más cotizadas, produciendo 167 CV a 6.500 rpm y 193 Nm de par máximo.

El Xsara WRC consiguió tres campeonatos de constructores, tres campeonatos de pilotos y 32 victoria desde 2001 a 2006, que fue cuando Citroën lo usó en competición con pilotos al volante tan reconocidos como Sébastian Loeb, Dani Sordo o Carlos Sainz.

Claudia Schiffer en su anuncio

VIDEO

PUBLICIDAD XSARA CLAUDIA SHIFFER - CITROEN.mp4

Aunque el coche fue lanzado en 1997, un año más tarde fue presentada la versión familiar: el Citroën Xsara Break. Y el anuncio vino acompañado, ni más ni menos, que de la top-model Claudia Schiffer.

Los anuncios y los carteles estaban bien, sí, pero la cosa a lo mejor se fue de las manos. La marca francesa grabó un anuncio utilizando a Schiffer de monigote de pruebas en un crash test. Sin especialistas de por medio ni nada del estilo. Evidentemente, el choque fue a una velocidad controlada y con asistencia cerca, pero al anécdota queda ahí.

Sin claxon en el volante: estaba en la palanca de intermitentes

Citroën Xsara interior salpicadero
Citroën

No es lo normal en aquella época. Los claxon llevan muchos años, por norma general, colocándose en el centro del volante. Al presionarlo, suena. Simple, fácil, para toda la familia como se diría comúnmente.

Pero en el Citroën Xsara de primera generación, la marca decidió que era buena idea colocarlo en el extremo de la palanca de los intermitentes (a la izquierda). Un botón que, si tienes un Xsara de esta época, seguro que has pulsado sin querer alguna vez al indicar un cambio de carril.

El sistema Start&Stop nació en 1998

Citroën Xsara Dynalto
Citroën

Como sabrás, el sistema Start&Stop del motor de un coche consiste en que, tras un tiempo detenido, se apaga para ahorrar combustible. Es algo relativamente moderno, pero Citroën ya lo probó en el prototipo del Xsara Dynalto en 1998.

Tras dos segundos parado, el motor se apagaba y podía volver a encenderse en menos de un segundo. Un sistema innovador para la época que la compañía francesa empleó por primera vez en un coche de serie ocho años después, en el Citroën C3.

¡Un coche híbrido en el año 2000!

Citroën Xsara Dynactive
Citroën

Ese año, Citroën presentó el Xsara Dynactive, desarrollado sobre el Xsara convencional. Fue el primer prototipo híbrido de la marca y combinó el motor 1.4 TU3JP de gasolina y 75 CV con un motor eléctrico de 25 kW o 34 CV, con una potencia final combinada de 109 CV.

Esto y la caja de cambios automática que incorporó logró reducir sus consumos, reducir las emisiones contaminantes en un 35% y llevar su autonomía hasta los 1.000 kilómetros.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Rodrigo García Vita.

Y además