Skip to main content

¿Es aceptable revisar las llamadas de los conductores causantes de accidentes?

Conducto hablando por el móvil

26/04/2019 - 16:00

El fiscal general de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha emitido una orden a las jefaturas de Tráfico de la Guardia Civil para que los agentes accedan a las últimas llamadas de móvil de los conductores involucrados en accidentes, cuando haya indicios de que el suceso se ha motivado por una distracción al volante.

La web de motor Autobild.es ha tenido acceso a la orden remitida por el fiscal. En ella se dice que "podrán investigarse las llamadas previas al accidente con informes detallados sobre la existencia de un acto de comunicación concreto en el momento exacto en el que se ha originado el accidente".

Actualmente, la Guardia Civil no puede revisar las llamadas del móvil de un conductor, ni por la fuerza ni pidiéndolo como un acto voluntario. Necesita el permiso de un juez. ¿Está pidiendo la Guardia Civil a los jueces este permiso?

Listen to "Episodio #61: Ronda de consolas, Xiaomi trae otro móvil más a España y el teléfono que se dobla" on Spreaker.

La razón de este interés del fiscal de Seguridad Vidal por las últimas llamadas de los conductores involucrados en un accidente, es que uno de cada tres accidentes que ocurren en España (y esto son estadísticas oficiales), se deben a una distracción. Es una causa que supera a los excesos de velocidad, o el consumo de alcohol o drogas.

Sin embargo, Auto Bild España ha preguntado a guardias civiles en activo, que confirman que actualmente esta petición no se está llevando a cabo.

No porque no lo hayan pedido, sino porque los jueces no están emitiendo la orden legal para hacerlo. "No hace mucho tuvimos un accidente mortal y el juez dijo que no podía autorizar la intervención de unas llamadas privadas al no tratarse de una investigación penal", explica un guardia civil a Auto Bild.

¿Cuál es la forma más barata de conseguir la pegatina de la DGT?

Aunque es un asunto polémico, desde la última reforma del Código Penal, "la utilización del móvil y la distracción consiguiente cuando hay resultados lesivos es constitutivo de imprudencia grave".

Las imprudencias graves se castigan con entre uno y cuatro años de cárcel en caso de muerte, y hasta un año en caso de lesiones. La novedad de la nueva ley es que las infracciones graves se podrán tratar como delito, y si la investigación es penal es más fácil que el juez de la autorización necesaria para que la Guardia Civil investigue las llamadas.

Las conclusión es sencilla: por tu propio bien, y el de los demás, no hagas llamadas sin el manos libres mientras vas conduciendo...

Y además