Skip to main content

El popular fabricante de aspiradoras Dyson muestra su coche eléctrico cancelado, que iba a superar a Tesla

Coche eléctrico Dyson

The Sunday Times

17/05/2020 - 21:35

  • Durante dos años, el fabricante de aspiradoras Dyson ha estado trabajando en un coche eléctrico.
  • Con una autonomía de 965 Kilómetros, iba a competir con los mejores coches de Tesla, según cuenta The Sunday Times.
  • Después de que el fundador de la compañía, James Dyson, invirtiera más de 600 millones de euros de su propio bolsillo, el proyecto ha sido cancelado.

Durante un par de años, Dyson soñó con convertirse en la Tesla británica. Pero algo no salió como esperaban. El popular fabricante de tecnología, mundialmente conocido por sus aspiradores, estuvo desarrollando un coche eléctrico con unas características revolucionarias que incluían una autonomía de casi 1.000 Kilómetros, pero finalmente el proyecto tuvo que ser cancelado.

Con una fortuna estimada de unos 18.000 millones de euros, James Dyson, el fundador de la compañía, ya es la persona más rica de Reino Unido. Invirtió más de 600 millones de su propio bolsillo para desarrollar el coche eléctrico Dyson, según explica en una entrevista en el periódico The Sunday Times.

Entre 2017 y 2019 más de 600 personas llegaron a trabajar en el coche eléctrico Dyson, que iba contar con unas especificaciones asombrosas. Pero Dyson no encontró la manera de hacer que el proyecto fuese rentable.

El coche eléctrico Dyson, que tenía el nombre provisional N526, según informa The Sunday Times, era un SUV de 2.6 toneladas de peso que usaba baterías sólidas para ofrecer una autonomía de nada menos que 965 Kilómetros.

El resto de especificaciones también eran muy buenas: aceleraba de 0 a 100 Km/h en 4.8 segundos, y alcanzaba una velocidad de 201 Km/h. Son datos más que suficientes para competir con Tesla y otros fabricantes de coches eléctricos.

No se trataba de un proyecto sobre papel. El propio James Dyson llegó a conducir un prototipo, explicando que ya estaba prácticamente terminado.

En 2019 el proyecto era una decisión firme, porque Dyson quería expandir su negocio más allá de los aspiradores, los robots aspirador y otros electrodomésticos. Incluso planeó construir una fábrica de vehículos en Singapur para fabricar su coche eléctrico.

Pero tras unos meses de estudio, los expertos económicos de la compañía concluyeron que el proyecto no era económicamente viable. No poseían suficiente músculo económico como para fabricar coches y esperar a vender docenas de miles de unidades, antes de comenzar a ser rentables. Eso le da un mérito añadido a Tesla...

Pero estos dos años invertidos en el coche eléctrico no se van a desaprovechar. Dyson ha anunciado que se van a centrar en el desarrollo de baterías sólidas, así como en el machine learning y la inteligencia artificial.