Skip to main content

La DGT explica cómo salir ileso de una de las situaciones más peligrosas y habituales en carretera

Carretera llena de agua

Getty

21/01/2021 - 11:00

Los temporales y las malas condiciones en las carreteras continúan en España. Esta semana toca extremar las precauciones ante el llamado "acuaplaning".

Justo cuando empezábamos a recuperarnos del caos provocado por el temporal Filomena nos encontramos con más problemas. A partir de este miércoles se espera la llegada de una nueva borrasca con abundantes lluvias y vientos fuertes en gran parte del territorio español. 

Si circular con nieve era peligroso, conducir con la calzada llena de agua y luchar contra vientos intensos tampoco es fácil. La DGT advierte de los riesgos a los que los conductores pueden enfrentarse estos próximos días en las carreteras españolas

Uno de los fenómenos más comunes cuando se producen importantes lluvias es el acuaplaning. Los vehículos se encuentran con grandes acumulaciones de agua en la carretera y dependiendo de la velocidad que lleven y el estado de sus neumáticos pueden patinar. 

Al igual que pasaba con las placas de hielo, si sufrimos acuaplaning no debemos frenar ni hacer maniobras bruscas. Es importante circular con precaución, manteniendo distancias grandes entre los demás vehículos para evitar males mayores. Si patinamos, lo más importante es mantener el volante lo más firme posible, sin dar volantazos y no frenar de forma brusca, pues las ruedas pueden bloquearse y perderíamos todavía más tracción.

La DGT nos recuerda que la mejor forma de prevenir estos peligros implica contar con neumáticos en buen estado, con buena presión y el dibujo marcado. Si están desgastados, la presión del agua a 70 km/h es de 2 bar y podemos tener un 50% de probabilidades de sufrir acuaplaning. 

Si la velocidad es mayor, de 100km/h como en autopistas y los neumáticos están muy desgastados, ante grandes acumulaciones de agua tenemos un 90% de probabilidades de patinar y provocar un accidente. 

Mantener la calma y sostener con firmeza el volante para corregir la dirección poco a poco hasta que hayamos pasado el tramo peligroso son las recomendaciones de la DGT para estos días que volvemos a enfrentarnos a situaciones climáticas extremas.