Skip to main content

Así se fabrica una de las motos deportivas más salvajes del mercado

Nueva BMW S 1000 RR 2019
user

03/01/2020 - 19:30

No todos los días puedes ver algo así.

Ver cómo se fabrica la BMW S 1000 RR es algo espectacular y al alcance de pocos. Afortunadamente, no son pocos los programas de televisión que se dedican a mostrar al mundo cómo se fabrican muchos objetos espectaculares. ¿Quién no recuerda el mítico vídeo de cómo se fabrica el Bugatti Chiron? Hoy toca pasar a las dos ruedas para ver el proceso de fabricación de una de las motos deportivas más salvajes del mercado.

La BMW S 1000 RR es una obra de arte de la ingeniería y ver cómo se fabrica una moto así, siempre resulta interesante tanto para los fans del motociclismo como, simplemente, para cualquier amante de la tecnología. Construida en la fábrica de BMW en Spandau, al este de Berlín, la BMW S 1000 RR está creada con mimo y con pasión, además de con una gran calidad, para que el producto final sea espectacular.

En este documental, creado por los chicos de Free Documentary, se puede ver todo el proceso de producción de la BMW S 1000 RR, desde la fabricación del motor hasta todo el proceso de ensamblaje final, desde el trabajo de pintura hasta la inspección final, donde la moto se coloca en un ‘dyno test’ para comprobar que todo funciona correctamente.

 

 

Es muy interesante ver también todo el proceso de automatización de los procesos de fabricación. La moto, todavía en proceso de construcción, se mueve por las diferentes etapas de la fábrica sobre plataformas autónomas que optimizan recursos y optimizan los tiempos. Unos robots también participan activamente en el control de calidad, comprobando mediante sensores que cada pieza está donde toca.

La BMW S 1000 RR es una moto de altas prestaciones, con un motor de cuatro cilindros, 1.000 cc y 207 CV para apenas 197 kg de peso. Una de las motos más salvajes del mercado, con tecnología para aburrir con un solo objetivo: ser capaz de transmitir todo su potencial al asfalto con garantías, para que el piloto solo se preocupe de disfrutar a sus mandos.

Estamos bastante acostumbrados a ver documentales de cómo se fabrican ciertos coches, pero ver el proceso de construcción de una moto no es algo habitual. La verdad es que vale la pena perder algo de tu tiempo para conocer mejor cómo se fabrica una de las motos más rápidas y salvajes de la historia. ¡Y para toda la familia!

Este artículo fue publicado en Autobild por Raul Salinas.