Logo Computerhoy.com

Conductor argentino bate el récord mundial de tasa de alcohol en sangre en un control de alcoholemia

Motor
Un conductor argentino bate el récord mundial de tasa de alcohol en un control de alcoholemia

Se estira un poco más el límite de alcohol en sangre con el que una persona puede conducir... aunque sea por la vía del tren.

Un hombre de 60 años de General Roca, Río Negro, en Argentina, ha batido el récord mundial de tasa de alcohol en sangre mientras se conduce. En un control de alcohomia, la tasa de alcohol alcanzó los 6,26 gramos por litro, destruyendo por completo el anterior registro.

El récord mundial de tasa de alcohol  en un control de alcoholemia lo tenía otro argentino. Hace apenas unos meses, en mayo, un conductor se cayó a un zanja con su coche. Los agentes lo sacaron y midieron 5,79 gramos de alcohol por litro en sangre.

Pero el récord ha durado poco, y ha sido rebasado de largo con los 6,26 gramos de alcohol por litro de sangre que alcanzó este hombre de 60 años. Los médicos no se explican cómo no entró en coma etílico, algo que suele ocurrir a partir de 3 gramos por litro.

Récord mundial de alcoholemia, a punto de terminar en tragedia

Este conductor borracho, que según testigos iba bebiendo de la botella mientras conducía una camioneta Volkswagen Saveiro roja, fue visto recorriendo varios kilómetros en dirección contraria, según explica el medio argentino TN.

Después circuló un rato sobre la vía del tren, hasta que estuvo a punto de atropellar a una niña. Los propios padres de la chiquilla consiguieron inmovilizarlo hasta que llegó la policía.

Un conductor argentino bate el récord mundial de tasa de alcohol en sangre en un control de alcoholemia

Policía de Río Negro

Según testigos, “Estaba totalmente alcoholizado, dijo que se había quedado dormido pero estaba desorientado y no podía mediar palabra”. Tampoco podía andar, así que la policía tuvo que llevarlo a casa, tras quitarle el carnet de conducir e inmovilizar el vehículo.

En 2016, un conductor vasco tuvo en sus manos durante unos meses el récord mundial de alcoholemia, al parar el medidor en los 4,75 gramos, mientras circulaba a 200 Km/h en Francia. Tuvo que ser llevado a un hospital, porque no podía ni soplar.

Quzá estos récords nos parezcan graciosos, porque nadie salió herido. Pero son una imprudencia gravísima que pone en peligro la vida de otras personas. ¿Y si esa niña hubiese sido atropellada?

El récord mundial de tasa de alcohol en un control de alcoholemia, batido por un argentino con 6,26 gramos de alcohol por litro de sangre, demuestra que aún queda mucho camino por recorrer para superar este problema.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Motor, Curiosidades

Hoy destacamos

Y además