Logo Computerhoy.com

Cuidado con el truco de la botella: la nueva forma de robarte el coche que se ha puesto de moda

Motor
Cuidado con el truco de la botella: la nueva forma de robarte el coche que se ha puesto de moda

Los coches modernos son cada vez más seguros, así que los ladrones se las ingenian para buscar nuevos sistemas con los que burlar la seguridad.

Las medidas de seguridad de los vehículos actuales hacen que sea más difícil robarlos. Aperturas electrónicas, sensores de movimiento, claves, cámaras... Los delincuentes lo tienen cada vez más difícil, por eso recurren a soluciones más sencillas y directas, como ocurre en informática.

Hoy en día romper una contraseña de una cuenta de Google o Facebook por fuerza bruta es complicado, y se tarda mucho tiempo. Así que los ciberdelincuentes prefieren engañar a su dueño para que voluntariamente les de las claves (phishing), o espiarle para conseguirlas cuando las teclee.

Algo parecido ocurre con el robo de coches. Sustraer un vehículo estacionado es complicado, por eso los amigos de los ajeno prefieren robarlo mientras están en marcha, o el conductor lo ha abierto y están las llaves puestas... Aquí es donde entra el truco de la botella.

Tal como explica nuestra compañera Noelia López en Top Gear, el truco de la botella se ha puesto de moda entre los ladrones de coches, porque es fácil de llevar a cabo, y bastante efectivo.

Para poder ponerlo en marcha, es necesario que la víctima aparque el coche y lo abandone al menos unos segundos, para volver en poco tiempo.

Esto suele ocurrir en el momento de echar gasolina, cuando se aparca a la puerta del colegio para dejar a los niños, cerca del supermercado, Correos, etc. Es importante que el conductor vaya solo en el coche.

Luces flash V16 para coche: modelos, diferencias, legalidad, cómo se utilizan y lo que debes saber

Luces flash V16 para coche: modelos, diferencias, legalidad, cómo se utilizan y lo que debes saber

Luz flash V16: apunta este nombre porque va ser uno de los más escuchado en los próximos meses con la entrada en vigor de la nueva norma de auxilio en carretera.

Saber más

Cuando el ladrón detecta esta circunstancia, espera a que la víctima aparque el coche, y se aleje. Entonces introduce una botella de plástico entre el paso de rueda y el neumático. Suele colocarse en la rueda del copiloto, para que el conductor no vea la botella.

Solo se tarda 2 o 3 segundos, así que puede hacerse mientras el dueño está de espaldas, poniendo combustible.

Cuando la víctima vuelve y arranca el coche, al ponerse en marcha la botella roza contra la rueda, generando un sonido estridente.

Lo normal es que el conductor lo oiga, se asuste, y baje del coche a ver qué ha ocurrido. Al ser un acto reflejo lo normal es que deje el motor encendido, y la puerta abierta. En el momento en el que el conductor sale del vehículo, el ladrón se introduce en su interior y arranca a toda velocidad.

Es un método de robo sencillo y eficaz, pero que tiene un riesgo para la víctima, que puede ser atropellada mientras los ladrones huyen con el coche.

El consejo para evitar esto es mirar siempre alrededor en el momento de abandonar el vehículo por un imprevisto, y sobre todo parar el motor, coger las llaves, y cerrar la puerta...

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Motor

Hoy destacamos

Y además