HTC One X se actualiza a Android Jelly Bean

HTC One X se actualiza a Jelly Bean

Un mes después de que el fabricante taiwanés HTC anunciase la actualización de sus smartphones HTC One X y One S en ciertos países asiáticos a la versión 4.1.1, este sistema para móviles Android llega a Europa, pero sólo para el primer modelo. Originalmente, este terminal se presentó a primeros de año, con la versión Ice Cream Sandwich (4.0), y tras cinco meses de espera desde la aparición de Jelly Bean, ya está lista la actualización, que se podría obtener vía wifi, de forma automática o realizando una búsqueda desde los ajustes. Se especula mucho acerca de si esta tardanza se debe a problemas de integración de la última versión de la interfaz HTC Sense, algo que parece posible. También sobre si Android 4.1.1 estará listo para otros teléfonos de la marca en un corto espacio. En cualquier caso, lo más probable es que el siguiente que se debería actualizar es el HTC One S, que tiene prestaciones de sobra para ello, pero no se sabe aún la fecha final. Según afirmó recientemente HTC, los terminales con 512 Mb de RAM o menos no podrán disfrutar de Jelly Bean, por lo que modelos como HTC One V y los últimos de la gama Desire se quedarían fuera. Esto ha suscitado muchas críticas, ya que los requirimientos técnicos de esta revisión de Android no son tan elevados, y estos móviles, lanzados en 2012 parecen tener lo necesario para funcionar bien con 4.1.1. En su defensa, HTC ha dicho que sí efectuará actualizaciones propias, en materia de seguridad y rendimiento. Por otro lado, tampoco se conocen los planes del fabricante con respecto a la versión 4.2 del sistema (también Jelly Bean), y se espera una demora superior, como mínimo, a la experimentada para el primer salto de Android del HTC One X.