Microsoft lleva a juicio a Samsung por patentes de Android

Microsoft lleva a juicio a Samsung por patentes de Android

Un nuevo frente judicial se abre entre dos gigantes de la telefonía móvil. Pero esta vez, Apple no está implicada.

La compra de Nokia por parte de Microsoft ha alterado el equilibrio de fuerzas y ha convertido a la compañía de software en una compañía de telefonía. Y eso, según Samsung, cambia las reglas del juego.

Como ya te contamos hace unos meses, Microsoft es una de las grandes beneficiadas del éxito de Android. Gana nada menos que 2.000 millones de dólares al año en cobros de patentes de tecnologías de software que se usan en Android.

2.000 millones de dólares que ingresa sin tener que mover un solo dedo. El 95% son beneficios.

Samsung le paga dinero a Microsoft por cada smartphone que vende. Llegaron a un acuerdo en 2011 sobre una serie de patentes pertenecientes a Microsoft. Pero por aquel entonces Samsung sólo vendía 82 millones de smartphones año.

En 2014, pese a que ha perdido cuota de mercado, 1 de cada 4 smartphones que se venden en el mundo son de Samsung. En 2013 vendió 314 millones de smartphones. El pago a Microsoft es, sin duda, muy elevado. Ahora Samsung ha encontrado una excusa para evitarlo: la compra de Nokia por parte de la compañía de Redmond.

Los fabricantes chinos se comen en ventas a Apple y Samsung en 2014

Al parecer Samsung ha enviado una serie de cartas a Microsoft argumentando que su contrato de patentes ya no es válido tras la compra de Nokia por parte de Microsoft, porque ahora la compañía de Satya Nadella es una compañía de telefonía, invalidando estos acuerdos.

Microsoft se defiende mencionando que todo es por culpa del gran éxito de Android. En un mensaje en el blog de la compañía, David Howard, Vicepresidente Corporativo de Microsoft reconoce que "desde que Samsung firmó el acuerdo, sus ventas de smartphones se han cuadriplicado. Samsung sabía que tendría éxito, pero nadie pudo imaginar que sus smartphones se venderían en tantas cantidades".

"Tras convertirse en el fabricante líder de telefonía", continúa David Howard, "a finales de 2013 Samsung dejó de cumplir con su parte del contrato, utilizando la compra de Nokia como una excusa para romperlo. Nunca nos tomamos una disputa legal a la ligera, especialmente contra una compañía con la que hemos mantenido una larga y productiva relación. Desgraciadamente, los aliados a veces no se ponen de acuerdo".

¿Afectará este juicio a las relaciones entre ambas compañías? Por supuesto que no. Una cosa son las disputas, y otra los negocios.

Samsung y Apple, por ejemplo, son grandes rivales en ventas, han mantenido juicios con miles de millones de dólares en litigio por las patentes, y al mismo tiempo Samsung fabrica los procesadores y las pantallas del iPhone y el iPad.

Lo reconoce el propio David Howard: "Microsoft y Samsung tienen un largo historial de colaboración. Microsoft valora y respeta nuestra relación con Samsung y espera que continúe. Simplemente le vamos a pedir a un juez que termine con nuestros desacuerdos, y confiamos en que se hagan valer los contratos firmados".

Samsung por su parte, ha declarado que "revisaremos la denuncia con todo detalle y determinaremos las medidas apropiadas en respuesta".

Una disputa que seguiremos con atención porque hay otros fabricantes de Android que también pagan dinero a Microsoft, y el resultado del juicio podría afectar a sus acuerdos.

[Fuentes: Microsoft, Android & Me, The Verge]