¿Por qué Samsung vende más smartphones que nadie?

Samsung Galaxy ventas

Esta semana hemos comenzado a recibir los primeros datos de venta fiables del nuevo Samsung Galaxy S5, y no han podido ser más positivos para la firma coreana. El nuevo buque insignia de Samsung ha logrado superar en ventas al iPhone 5S en su primer fin de semana a la venta, aumentando la demanda en un 30% frente a su predecesor, el Samsung Galaxy S4.

Y es que, aún sin contabilizar las jugosas ventas del Galaxy S5, Samsung sigue rompiendo récords. Según Strategy Analytics, la compañía coreana ha superado los 89 millones de unidades vendidas durante el primer trimestre de 2014 ­–20 millones más que en el mismo periodo del año anterior–. Con estas cifras Samsung logra una cuota de mercado del 31,2%, el doble que Apple (15,3%), y muy lejos del resto de fabricantes.

Pero ¿por qué pese a las múltiples críticas a su diseño continuista o falta de evolución, Samsung vende más smartphone que nadie?

Inversión publicitaria

En 2013 Samsung realizó una inversión global en publicidad de 14.000 millones de dólares ( 4.300 millones sólo en anuncios), lo que supone un 5,4% por ciento de todo su volumen de negocio. Estas cifras pueden compararse con las de Apple, que en el mismo periodo realizó una inversión publicitaria de “sólo” 1.000 millones de dólares, un 0,6%  de sus ganancias.

Esta abrumadora inversión publicitaria no es gratuita, ya que Samsung sabe perfectamente que recibirá de vuelta cada euro invertido con sus correspondientes beneficios. Además, crea una imagen de marca poderosa y contrastada muy superior a la de competidores como HTC, que pese a contar un gran producto y el patrocinio de grandes eventos deportivos como la UEFA Champions League, no logra calar en el gran público de la misma forma que su rival coreano.

Product placement

Paralelamente a la publicidad tradicional, Samsung está desarrollando una inteligente estrategia de “product placement”, poniendo en manos de personajes relevantes ­–actores, deportistas e incluso, personalidades del mundo de la política– sus últimos modelos para que, ya sea de forma directa o indirecta, aparezcan en redes sociales y medios de comunicación junto a ellos.

Aunque en alguna ocasión les ha salido el tiro por la culata, casos como el selfie de la gala de Los Oscar o el de David Ortiz con Barack Obama ­–que provocó el enfado de La Casa Blanca– han supuesto mayor notoriedad para Samsung que cualquier campaña publicitaria al uso. Aunque no lo creas, hay mucha gente que le gusta llevar “el móvil de Casillas”.

Integración tecnológica

Otro factor que apoya el éxito de ventas de Samsung es su capacidad para adoptar con celeridad las novedades tecnológicas, ya sean propias o “prestadas” por otros fabricantes.

Gracias a su gran volumen de negocio Samsung puede permitirse integrar ciertas características premium en modelos de gama media/baja sin que por ello se vea resentido el precio final. Lo que hace que sus modelos más económicos resulten –junto a la garantía y respaldo que da el tratrase de una marca consolidada y fuerte– muy atractivos para el gran público.

Un Samsung para todos

La gran oferta de modelos disponibles es, sin lugar a dudas, el aspecto fundamental que permite a Samsung liderar de forma tan amplia el mercado. Claro ejemplo de ello es la familia Sasmung Galaxy, que cuenta actualmente con nada menos que 35 modelos. Con semejante portfolio el precio pasa a un segundo plano, ya que puedes tener un Samsung que se adapte a tus necesidades independientemente de tu presupuesto.

Y es que, aunque son los modelos de gama alta los que están en boca de todos y acaparan portadas, a la hora de la verdad son los modelos accesibles los que realmente terminan engordando las cuentas de las compañías.

Ésta estrategia de diversificación del mercado tiene una segunda lectura: si quedas satisfecho con tu terminal es muy probable que llegado el momento de cambiar de móvil, la balanza se incline del lado de Samsung (conocer el entorno Samsung y su funcionamiento, también ayudan a ésta decisión ya que hacen menos "traumático" el cambio, motivo por el cual Samsung pone especial cuidado en personalizar sus versiones Android). Si contamos que la tendencia de compra es siempre hacía un modelo superior, el beneficio para la marca está asegurado.

Paralelamente Samsung es una de las marcas que mejor trabaja con las operadoras a la hora de subvencionar los terminales, haciendo más accesible si cabe sus smartphones, que pueden conseguirse a coste cero, o muy bajo, con relativa facilidad.

La gama alta

En el caso de las gamas altas, la actualización constante y rápida de los modelos consigue generar necesidades de compra en sus usuarios, que se sienten “desnudos” si no cuentan con el ultimo terminal de la marca. En esta aspecto Samsung ha conseguido crear su propia legión de “Fanboys” al más puro estilo Apple.

También es importante, aunque parezca una tontería, la forma de nombrar los modelos más exclusivos: S2, S3, S4 o S5. Que hace que cualquier persona, independientemente de su implicación el mundo de la tecnología, pueda saber qué modelo es mejor y más reciente. Hay mucha que gente que, por ejemplo, no sabría distinguir entre un HTC One, One M8 o One Max, o se confunde con complicadas nomenclaturas de la gama Xperia de Sony.

Pantallas grandes

Cuando en 2011 Samsung lanzó su primer Galaxy Note, muchos se echaron las manos a la cabeza calificando de incómoda y desproporcionada su pantalla de 5 pulgadas. Hoy en día todos los modelos de gama alta, exceptuando Apple iPhone, portan una pantalla de dimensiones similares.

Samsung ha sido pionero en pantalla grandes lo que le ha valido un gran número de nuevos clientes que no dudan en actualizarse a los nuevos tamaños de pantalla que ahora, lejos de parecer una extravagancia, marcan tendencia de mercado. Un claro ejemplo de ello lo tenemos en el enorme éxito del Samsung Galaxy Note 3.

Samsung en la empresa

Con más de un millón de usuarios activos desde su presentación en octubre de 2013, Samsung Knox se está posicionando como una de las soluciones BYOD (Bring your Own Device) ­más interesantes y atractivas para el mundo empresarial.
KNOX es un contenedor independiente que crea un entorno seguro para la ejecución y manejo de herramientas y datos profesionales, dentro de un dispositivo que puede ser utilizado también en el ámbito personal. Con esta idea Samsung está consiguiendo entrar con fuerza en el terreno profesional hasta ahora dominado por Blackberry.