Todos los secretos del Snapdragon 845 que equiparán los mejores móviles de 2018

Todos los secretos del Snapdragon 845 que equiparán los mejores móviles de 2018

Qualcomm ha presentado en Hawái (Estados Unidos) el Snapdragon 845, su procesador más avanzado hasta la fecha que utilizarán como “cerebro” muchos de los móviles de gama alta en 2018, incluyendo el Xiaomi Mi 7 y presumiblemente modelos de la talla del LG G7, el sucesor del Sony Xperia XZ Premium o el Samsung Galaxy S9 en su versión estadounidense.

La paradisíaca isla de Maui descubre algunos de los secretos del Snapdragon 845 y, con ellos, los primeros destellos de cómo serán los smartphones más potentes de los próximos meses. El chip, que en realidad va mucho más allá del procesador, aterriza con novedades significativas en todos los frentes, pero con un claro enfoque en cinco pilares básicos: experiencias más inmersivas, inteligencia artificial más avanzada, nuevas soluciones de seguridad, conectividad avanzada y rendimiento más optimizado.

Qualcomm, que lleva semanas en los titulares de los medios de comunicación por los intentos de Broadcom por hacerse con el control de la empresa, ha aprovechado esta conferencia anual en Maui para subrayar su posición de liderazgo en el mercado: casi todos los móviles Android tope de gama en 2017 equiparon el Snapdragon 835 y todo apunta a que la historia se repetirá esta vez con el nuevo modelo. 

Qualcomm además saca pecho al explicar que colabora estrechamente con todos los actores del ecosistema, incluyendo por supuesto a las propias marcas aunque a veces eso signifique trasladar información a rivales potenciales: ya hemos visto a más de un fabricante ponerse manos a la obra para fabricar sus propios procesadores. “Proporcionamos hardware, software y herramientas para que cada fabricante diseñe y diferencie sus productos totalmente a su medida”, resume Keith Kressin, vicepresidente de producto de la empresa.

Así de pequeño es el Snapdragon 845. Nadie diría que ahí se esconde el cerebro de nuestros móviles.

Los secretos del Snapdragon 845

Como decimos el Snapdragon 845 pone el foco en la inteligencia artificial, un mayor nivel de seguridad, más potencia (y eficiencia), una conectividad más avanzada y experiencias inmersivas. El chip tiene una arquitectura completamente nueva y llegará a algunos de los primeros smartphones de gama alta de 2018 como el Xiaomi Mi 7 o -presumiblemente- los LG G7, Samsung Galaxy S9 a lo largo de los primeros meses del año. 

Pero no se trata solo de un procesador para smartphones ya que Qualcomm se ha encargado en los últimos meses de subrayar su estrategia de diversificación hacia nuevos mercados, especialmente hacia aquellos con una enorme proyección con la llegada del 5G, como el Internet de las Cosas (IoT), el sector de la automoción o el mundo de los PC’s bajo una nueva categoría de ordenadores siempre conectados que tratan de aprovechar algunas de las ventajas más tangibles de los teléfonos móviles.

 Snapdragon 845Snapdragon 835Snapdragon 821
CPU CoreARM Cortex - Kryo 385ARM Cortex - Kryo 280Kryo
CPU
4x 2.8GHz (Cortex-A75)
4x 1.7GHz (Cortex-A55)
4x 2.45GHz (Cortex-A73)
4x 1.9GHz (Cortex-A53)
2x 2.35GHz Kryo
2x 1.6GHz Kryo
GPUAdreno 630Adreno 540Adreno 530
DSPHexagon 685 (HVX)Hexagon 682 (HVX)Hexagon 680
Fabricación10nm LPP Fin FET10 nm LPE FinFET14 nm LLP FinFET

¿Qué novedades trae el Snapdragon 845? Todos los componentes de la plataforma han evolucionado desde la generación anterior con el objetivo de reforzar los cinco pilares básicos de los que hablábamos al inicio. Eso incluye una CPU (Kryo 385) completamente rediseñada y una GPU (Adreno 630) evolucionada con el objetivo de ofrecer soluciones más avanzadas a nivel de vídeo. El chip está construido con la tecnología Samsung de 10 nanómetros (LPP FinFET) en su segunda generación, lo que supone un 10% más de potencia y un 15% de mayor eficiencia en comparación a la anterior generación.

Fotografías más realistas y experiencias mucho más inmersivas

El Snapdragon 845 va a permitir crear y disfrutar de experiencias multimedia mucho más inversiva. Una de las claves pasa, por supuesto, por las posibilidades que se abren tanto a nivel de lo que serán capaces de hacer las cámaras de los futuros móviles bajo esta plataforma. Y la cosa promete bastante.

Qualcomm ha subrayado durante la presentación que actualmente sus móviles lideran el ránking de DXOMark, el blog especializado en fotografía que desde hace años realiza análisis de las cámaras de los smartphones, por delante incluso del recién estrenado iPhone X. Desde Qualcomm sostienen que el Snapdragon 845 supondrá mantenerse al frente de esta popular clasificación e incluso superar el baremo de los 100 puntos. Y no tiene por qué ser obligatorio utilizar varias cámaras para conseguirlo como ha demostrado el Google Pixel 2 XL.

Los móviles con Snapdragon 845 podrán grabar vídeo utilizando el espacio de color REC 2020

El procesador fotográfico Spectra 280 introduce algunas novedades interesantes a nivel de grabación de vídeo, incluyendo la posibilidad de capturar imágenes en resolución 4K a 60 fotogramas por segundo o la grabación a cámara lenta de 480 fps a calidad HD. Pero quizás lo más interesante sea la capacidad del procesador de capturar vídeo con calidad Ultra HD Premium, un nivel de calidad similar al que podemos disfrutar en algunos de los mejores televisores del mercado.

Qué es 4K HDR y por qué es tan importante al elegir un TV

En concreto, el Snapdragon 845 va a permitirá a los smartphones grabar vídeos con una mayor profundidad de color, incluyendo soporte real para 10 bits y gamut de color Rec. 2020. Todo esto supone que la cámara será capaz de obtener 64 veces más tonos de color que antes, aunque para que lo podamos reproducir con ese nivel de calidad en nuestro smartphone la propia pantalla tendrá que poder soportarlo, algo que depende de la elección de cada fabricante.

Además contamos con tecnología multi-frame de reducción de ruido, lo que unido a la estabilización de imagen acelerada ayudará a conseguir mejores resultados en escenas complejas, pudiendo por ejemplo grabar escenas nocturnas con un mayor nivel de nitidez. Qualcomm también ha exhibido una funcionalidad denominada Inmotion con la que podremos congelar parte de la escena de un vídeo mientras se captura el movimiento del resto, un efecto que seguro veremos en más de un móvil de gama alta en 2018.

Por supuesto la unidad ISP Spectra 280 se actualiza para mejorar los resultados a nivel de fotografía capturando una mayor profundidad en las escenas. Eso ayudará por ejemplo en las fotos de retrato y el conocido "efecto bokeh" que se ha convertido en uno de los elementos distintivos de los tope de gama de 2017. Y es que, como ya hemos visto en el Google Pixel 2 XL, una buena implementación a nivel de software y hardware puede hacer que no sea imprescindible incorporar una segunda cámara al dispositivo.

Los mejores móviles android de 2017

Al mismo tiempo la unidad de procesamiento gráfico (Adreno 630) es significativamente más potente que la edición anterior y está mejor preparada para proporcionar experiencias de realidad extendida, lo que incluye soluciones de realidad virtual, realidad aumentada, realidad mixta y todos lo que está entre medias de este mundo. Por ejemplo, la plataforma Snapdragon 845 ofrecerá 6DoF (Seis grados de libertad), es decir, permitirá al usuario moverse en todas las direcciones sin necesidad de sensores externos como alguna de las gafas de realidad virtual más avanzadas del planeta, con sistema de rastreo y localización continuo (SLAM).

Por otro lado el procesador Snapdragon 845 va a introducir un nuevo sistema denomidado "Adreno foveation" que rastreará nuestra mirada con el objetivo de focalizar mejor la parte de la pantalla que estemos observando, emulando cómo funciona la vista humana para aumentar todavía más la sensación de inmersión, ayudando además a reducir el consumo de batería.

Móviles (mucho) más inteligentes

Otro de los pilares básicos del Snapdragon 845 gira alrededor de la inteligencia artificial, un negocio al alza que está ayudando a construir dispositivos electrónicos cada vez más personalizados para cada usuario. Qualcomm estima que su nueva plataforma ofrece tres veces más rendimiento que el Snapdragon 835 en esta categoría. 

La inteligencia artificial entra en juego en muchas más ocasiones de lo que podríamos imaginar. Por ejemplo, el procesamiento neuronal interviene a la hora de recrear el efecto bokeh en las fotografías de retrato de las que hablábamos anteriormente al contar con un solo sensor fotográfico. De la misma manera es fundamental para los sistemas de identificación biométrica como el reconocimiento facial, de iris y el lector de huellas dactilares.

¿Qué es más seguro, huella dactilar o reconocimiento ocular?

Desde Qualcomm inciden que el Snapdragon 845 permitirá crear experiencias de usuario más inmersivas y más personalizadas, ayudando por ejemplo a mejorar los sistemas de asistentes inteligentes dotándolos de herramientas para que detecten mejor a la persona que interactúa con ellos para crear una comunicación más natural.

La nueva arquitectura de seguridad actúa como una auténtica caja fuerte para proteger nuestros datos

Un nuevo sistema de seguridad

La seguridad de los datos personales que llevamos encima en el teléfono móvil se ha convertido en una preocupación para muchos usuarios en todo el mundo. Y ha comenzado a convertirse en un elemento central para la propia Qualcomm, que busca ofrecer soluciones a los fabricantes y usuarios para mantener su información más sensible protegida al máximo.

El Snapdragon 845 incorpora una nueva arquitectura de seguridad (SPU), diseñada como una caja fuerte aislada del resto del sistema para garantizar privacidad tanto de nuestros documentos personales como información personal de las aplicaciones que utilizamos o, por ejemplo, de nuestra información biométrica. Este nuevo sistema almacena y codifica la información de nuestras huellas dactilares, iris o la información del reconocimiento facial para evitar que sean accesibles para ciberatacantes.

Internet a la máxima velocidad

La conectividad es otro de los elementos centrales en el universo de los dispositivos móviles. La plataforma Snapdragon 845 incorpora el módem Snapdragon X20, la segunda generación del módem Gigabit LTE de Qualcomm, capaz de alcanzar picos de hasta 1,2 Gbps (LTE Cat 18). Eso en la práctica permitirá, por ejemplo, descargar una película de 3 GB en menos de tres minutos.

Esto supone un 20% de mejora respecto a la generación anterior aunque desde la compañía explican que la clave no radica en la velocidad máxima, sino en la media que es la que realmente incide en la experiencia de usuario.

El Snapdragon X20 soporta la agregación de hasta 5 portadoras, tecnología 4x4 MIMO y permite utilizar configuraciones de espectro más avanzadas, lo que en la práctica supone que los operadores lo tienen mucho más fácil para poder ofrecer velocidades superiores al Gigabit al ocupar apenas 10 MHz del espectro.

En las demos pudimos ver velocidades estables por encima de los 1.10 Gbps

Por otro lado, los móviles que lleguen bajo el Snapdragon 845 tendrán la posibilidad de funcionar con dos tarjetas SIM al mismo tiempo y que ambas puedan navegar a velocidad 4G LTE y, además, soportan llamadas VoLTE (con audio Ultra HD).

La conectividad también avanza en la parte Wi-Fi, con velocidades todavía mayores a través del soporte al estándar 802.11ad (hasta 4.6 Gbps) y una solución específica bajo el estándar 802.11ac para que sea más sencillo navegar en lugares con una alta densidad de población o en eventos donde muchos dispositivos intentan conectarse al mismo router.

¿Qué es el 5G? Todas las claves que necesitas saber

La plataforma también integra conectividad Bluetooth 5 para permitir a los usuarios transmitir de manera simultánea música a diferentes altavoces, smartphones y otros dispositivos y está diseñada para reducir el consumo de batería de los auriculares inalámbricos en hasta un 50% respecto a la anterior generación.

Potencia para todo y mayor autonomía

Qualcomm explica que la arquitectura del Snapdragon 845 se ha diseñado con el objetivo de ofrecer mejoras significativas a nivel de usuario en términos de rendimiento al mismo tiempo que aumenta el nivel de autonomía de los terminales. En este sentido, el rediseño de todo el apartado multimedia ayudará a reducir en hasta un 30% el consumo a la hora de grabar vídeo, ejecutar videojuegos o experiencias de realidad virtual respecto a la anterior generación.

El rendimiento gráfico como hemos repasado aumenta significativamente pero además consumirá un 30% menos de energía en comparación con la anterior generación. Y la arquitectura Kryo 385 basada en ARM, proporcionará una mejora en términos de rendimiento de hasta un 25% que será tangible tanto a nivel de gaming como en el inicio de aplicaciones y el comportamiento de apps realmente exigentes.

Un prototipo equipado con el Snapdragon 845

Todo esto va a permitir grabar continuamente vídeo en calidad 4K UHD durante más de 4 horas, disfrutar de experiencias de realidad virtual durante más de 3 horas sin necesidad de cargar la batería o extender el nivel de autonomía en conversación por encima de las 48 horas. Y todo esto con soporte para la tecnología de carga rápida más avanzada de la empresa, Quick Charge 4.0, que permite cargar los dispositivos del 0% al 50% en apenas 15 minutos.

Qualcomm ya está comercializando el Snapdragon 845 con los fabricantes y se espera que los dispositivos con este procesador se presenten durante los primeros meses de 2018, lo que incluye, además de teléfonos móviles, cascos de realidad virtual y ordenadores siempre conectados.